Empedrada Lodge y hotel Hilton realizan degustación gastronómica de Caral

Empedrada Lodge y hotel Hilton realizan degustación gastronómica de Caral

Representantes del hotel Empedrada Lodge y el Chef Ejecutivo del hotel Hilton Lima Miraflores, Aldo Vargas, se unieron para ofrecer potajes inspirados en los antiguos pobladores del Valle de Supe, durante la primera Degustación de Sabores Ancestrales de Caral realizada el pasado martes 11 de julio.

El evento tuvo lugar en el Restaurante Social del hotel Hilton, donde se reunieron arqueólogos, historiadores, investigadores, gastrónomos, marketeros, embajadores, operadores turísticos, periodistas y líderes de opinión, para deleitarse con la diversidad de sabores y aromas de la gastronomía recreada por el chef Vargas.

Angelo Pinasco, gerente general de Empedrada Lodge, recibió a sus invitados con un delicioso Vichama Sour, hecho a base de naranja agria, que es reconocido por algunos investigadores como el principal elemento del Pisco Sour, en lugar del limón.

Posteriormente ofreció un Menú de 4 tiempos, que incluyó productos alimenticios ancestrales combinados con algunos productos que se cultivan actualmente en el Valle de Supe, como el choro fresco, el maní, la cremosa palta, la extrañable naranja agría, la guayaba, el frejol de Supe y el delicioso zapallo loche, que fueron los principales actores de esa tarde.

Cada invitado realizó aportes valiosos que enriquecieron esta experiencia única e inolvidable. Pinasco mencionó que este evento es el inicio para reconocer los valiosos aportes que la civilización Caral viene realizando al Perú y al mundo.


 

PRODUCTIVIDAD DE CARAL

Hace 5000 años los habitantes del Valle de Supe lograron un aprovechamiento intensivo de las especies marinas (pescados y moluscos), mediante el desarrollo de una avanzada tecnología de pesca con redes de algodón, cordeles, anzuelos y embarcaciones.

Según información del Proyecto Caral se sabe que esta innovación tecnológica fue posible debido a la alta productividad de los agricultores de algodón del interior del valle. Asimismo, la capacidad económica de los pescadores, como los de Áspero, contribuyó al sostenimiento de la población agricultora del valle.

La economía complementaria, pesquero-agraria, articulada por el comercio que se extendió no sólo a nivel local sino interregional, sustentó al sistema social, promovió la especialización laboral, el intercambio interregional, la acumulación de riqueza y la producción de conocimientos. Fomentó el desarrollo de la ciencia y su aplicación para mejorar las condiciones de vida.

La agricultura fue una innovación tecnológica que aprovechó el potencial combinado de la tierra, el agua y el medio ambiente para producir vegetales que pueden almacenarse; proporciona ventajas sobre la caza y recolecta de plantas nativas. Su práctica intensiva, en el valle de Supe, benefició a los pobladores porque les permitió obtener fibras de algodón en gran escala y otros productos en cantidades mayores a las necesidades de su consumo, que fueron destinadas al comercio a corta, mediana y larga distancia.

Las investigaciones arqueológicas en los asentamientos de la “zona capital” y Áspero indican que los habitantes del litoral y del valle sostuvieron un intercambio permanente de productos. 

Prueba de este comercio local es el consumo de ingentes cantidades de pescados (en especial la anchoveta) y moluscos en los asentamientos del valle como Caral, Chupacigarro, Miraya y Lurihuasi, así como el uso de algodón y mates, además de  productos alimenticios como: zapallo, calabaza, frijoles, achira, mate, guayaba, pacae, palta, maní, camote, papa, maíz (en sus etapas tardías), entre otros, en el asentamiento del litoral.

Con el algodón se hicieron cordeles, redes de pescar, ropa, y con los mates, flotadores. Estos materiales mejoraron la tecnología pesquera y optimizaron su producción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About the Author

Prev Kero Bar del Sheraton Lima presenta selección de cocteles “Los 17 del 2017”
Next Agencia mexicana PriceTravel iniciará operaciones en Perú este año