Operadores de turismo se adaptan al nuevo sistema de visitas a Machu Picchu

Operadores de turismo se adaptan al nuevo sistema de visitas a Machu Picchu

El presidente de la Asociación de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (Apotur), Enrique Quiñones, afirmó que la implementación de un doble horario para el ingreso a Machu Picchu (de 06:00 a 12:00 horas y de 12:00 a 17:30 horas), permitirá desconcentrar las visitas por las mañanas. Dijo que el modelo actual ya está colapsado.

Cabe indicar que con el horario actual de visita, entre un 65% a 70% de turistas (entre nacionales y extranjeros) ingresan a Machu Picchu por la mañana y solo el 35% o 30% por la tarde.

“Es un nuevo sistema y esperamos que se implemente bastante bien. Se ha suspendido la venta de entradas hasta que el 01 julio cuando empezará a funcionar el doble horario. Hemos conversado con el Ministerio de Cultura y nos dice que las visitas en la mañana serán hasta las 12 del mediodía, entonces serán dos o tres horas para recorrer el circuito, es tiempo suficiente”, comentó Quiñones, en declaraciones a Portal de Turismo.

El líder empresarial sostuvo que la medida evitará que los visitantes permenezcan menos tiempo en la ciudadela inca. “No podemos permitir que los turistas se queden como antes a leer en los andenes, por un tema de sostenibilidad y porque impacta también a las otras visitas que pudiera haber en su momento”, manifestó.

“Para el turismo organizado nos va a beneficiar porque aquel turista extranjero que compra con mayor anticipación va a poder ingresar en la mañana, y el turista nacional que compra a última hora va a tener que entrar en la tarde. Hoy en día teníamos muchos escolares que iban por la mañana y causaban colas en los buses, porque son grupos de 70 a 120 que ahora solo van a poder entrar por la tarde. Eso va a aliviar la presión”, explicó.

Dijo que el doble turno también ayudará a disminuir el tiempo de espera para abordar los buses que conducen a las visitantes desde el distrito de Machu Picchu Pueblo hasta el complejo arqueológico.

“Subir a Machu Picchu a las 10 a.m. es una tortura por las largas colas. Tomar los buses por las mañanas toma entre una hora y hora y media, esperemos que ahora el tiempo sea menor. Pero, además, ese sistema de buses de Consettur también está colapsado porque son muy pocas unidades para atender la cantidad de gente que llegan en un solo turno. La capacidad total es de 500 personas en un solo turno de subida y bajada, y normalmente hay hasta 700 personas entre los que llegan en tren y los que pernoctan en Machu Picchu. Y eso genera los retrasos y largas colas. Esto provoca malestar entre los turistas e, incluso, hay algunos que no consiguen visitar la ciudadela”, comentó.

Consultado sobre la disposición que reduce a 16 el número de personas por grupo que ingresen a Machu Picchu, cada uno con su propio guía de manera obligatoria, el titular de Apotur dijo que los tour operadores se están adaptando a estos cambios y reorganizando sus operaciones.

“Tendremos que reorganizar los grupos, pero no creo que ese sea un problema. Creo que el impacto económico que habrá será por el hecho de tener que contar con más guías. Muchas veces teníamos programados grupos de 40 personas con dos guías, por lo que ahora necesitaremos uno adicional. Es un impacto económico inicial pero iremos adaptándonos”, refirió.

Agregó que, a futuro, estos cambios deberán ir acompañados de nuevos sistemas que hagan que no todos los turistas tengan necesariamente que ingresar a Machu Picchu, como por ejemplo, instalando miradores turísticos. “Porque si queremos duplicar las visitas a Machu Picchu, no lo vamos a lograr solo con los turnos de la mañana y tarde. Hay que ser creativos y desarrollar nuevas alternativas para los turistas”, acotó.

 



*Lea también:

MACHU PICCHU TENDRÁ DOS TURNOS DE VISITAS

 

 

 

 

About the Author

Prev CCL organiza foro sobre conectividad aérea y desarrollo del turismo de fronteras
Next Cartuc explica por qué está en riesgo la construcción del aeropuerto de Chinchero