Ecuador: turismo en zona del terremoto se reactiva de a poco

Ecuador: turismo en zona del terremoto se reactiva de a poco

Las actividades turísticas en la provincia de Manabí, en el oeste de Ecuador, la más afectada por el terremoto de 7,8 grados de magnitud del pasado 16 de abril, se reactivaron de forma escasa en el fin de semana largo ecuatoriano entre el viernes y el domingo. La escasez de alojamiento conspira contra la mejora de ingresos del sector.

Pocos turistas llegaron a los balnearios costeros de Pedernales y Canoa, dos de las localidades más castigadas por el sismo, según informó el periódico público El Telégrafo en su portal web. Algunos de los que llegaron a las zonas afectadas de Manabí lo hicieron por "curiosidad", para constatar los destrozos de la potente sacudida que dejó 663 muertos, más de 28.000 damnificados y multimillonarios daños materiales.

Los algo más de 55.000 habitantes de Pedernales esperaban con expectativa este periodo festivo de tres días con el fin de medir la respuesta de los ecuatorianos al llamado de las autoridades para que visiten la zona y así reanimar la economía local.

No obstante, según datos de El Telégrafo, el jueves en la noche apenas un autobús de pasajeros salió hacia Pedernales desde Guayaquil y otro lo hizo desde Quito, aunque operarios del servicio de transporte aseguraron que el flujo podría incrementarse hasta el sábado.

"Esperamos que la afluencia de visitantes crezca para que renazca el turismo. Pedimos que vengan a darnos un aliento, a darnos una mano, porque Pedernales necesita del apoyo del resto de ecuatorianos", señaló Alfredo Espinosa, dirigente de una cooperativa de transporte.

Pedernales "va a seguir luchando y va a salir delante de estos momentos de dolor. El turismo es el mecanismo", agregó.

Patricio Schettini, presidente de la Asociación de Hoteleros de Pedernales, admitió que uno de los problemas es la escasa oferta, ya que apenas dos de los diecisiete alojamientos han quedado en pie y en condiciones de recibir a un máximo de 150 turistas.

Schettini indicó que muchos vecinos del balneario han adecuado sus negocios para recibir de la mejor forma a los turistas, pero insistió en que la falta de alojamiento es un problema.

"El asunto es que nosotros vivimos del turismo y debemos dar todas las facilidades a quienes nos visitan", manifestó y remarcó: "De este turismo solidario necesitamos más que nunca, ya que la única forma de reactivarnos es con esto, el turismo que nos da trabajo a todos".

"Ya no encontrarán los hoteles de lujo, algunos sitios de distracción, pero encontrarán gente interesada en poderles servir de la mejor manera y atender las necesidades", subrayó al comentar que lo mejor de Pedernales subsiste como "la playa, el sol, el mar, la gastronomía sigue intacta y la mejor voluntad de su gente".

About the Author

Prev Lufthansa suspenderá vuelos a Venezuela desde el 17 de junio
Next Tráfico aéreo de pasajeros a nivel mundial creció 4.6% en abril