Empresas de transporte terrestre analizan estrategias para enfrentar mayor oferta aérea

Empresas de transporte terrestre analizan estrategias para enfrentar mayor oferta aérea

El dinamismo que mostrará el sector aerocomercial peruano el próximo año, con el ingreso de la low cost Viva Air, la reducción de tarifas de LATAM Airlines y las promociones que ofrecen otras aerolíneas, afectará directamente al servicio de transporte interprovincial terrestre de pasajeros.

Aunque la mayoría de viajes domésticos se sigue realizando por carretera, cifras del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) evidencian que el crecimiento de viajes internos por avión es mucho mayor que por tierra. Entre el 2006 y el 2015, el transporte aéreo de pasajeros creció 6.5 veces más que el transporte interprovincial por tierra.

Conforme crece la penetración de vuelos domésticos, las empresas de transporte terrestre sienten el impacto. “Definitivamente (el transporte aéreo) es competencia real y ahora sentimos el golpe”, afirmó Renzo del Negro, gerente general de Móvil Group, matriz de Móvil Tours.

Según un informe de la revista Semana Económica, el panorama se complica aún más para las empresas de transporte terrestre, pues los destinos que Viva Air atenderá (Lima, Cusco, Arequipa, Iquitos, Piura, Tarapoto, Trujillo y Chiclayo) representan más del 65% de pasajeros que transportan los buses, según data del Ministerio de Transportes (ver gráfico).

¿Cómo podrán responder ante este mercado más competitivo? Una de las estrategias de las empresas de buses será concentrarse en tramos cortos, aprovechando las limitaciones de infraestructura de las aerolíneas, aseguró Francisco Obando, gerente general de Oltursa.

Estrategia similar aplicaron las empresas de buses en Brasil, Colombia y México ante el ingreso de aerolíneas low cost, comentó Juan Tapia, presidente del Centro de Investigación y Asesoría del Transporte Terrestre (Cidatt).

Sin embargo, Tapia advirtió que se debe tomar con precaución esta estrategia, pues “dejar de atender las rutas distantes para priorizar las cortas puede sobre poblar estas últimas, haciendo que la tarifa caiga hasta ya no ser rentable”.

El ejecutivo también descartó que las empresas de transporte terrestre opten por lanzar sus propias aerolíneas de bajo costo, tal como ha ocurrido en otros mercados como México y Brasil. Principalmente, porque las compañías peruanas no tienen la espalda financiera necesaria para costear una estrategia de este tipo.

Otra alternativa que tienen las empresas de transporte terrestre para reducir costos es comprar vehículos menos onerosos. “Actualmente compran buses de hasta US$ 450,000, mientras que en México normalmente se trabaja con buses de US$ 150,000”, explicó Tapia.

En tanto, Renzo del Negro y Francisco Obando señalaron que las tarifas base del transporte terrestre ya están bajas, por lo que la estrategia será lanzar promociones con mayor frecuencia.

Cabe señalar que otro obstáculo que enfrenta este sector es la alta tasa de informalidad que llega al 70%. Cada año, la informalidad transporta aproximadamente 13 millones de pasajeros por tierra, según estimaciones de Cidatt.

 

 

 

 

 

About the Author

Prev Ampliarán carriles en Panamericana Sur para agilizar viajes al sur de Lima
Next Barcelona espera superar los 60 mil turistas peruanos con vuelos directos desde Lima