Polémica por fallo que permite a empresas reducir salario de trabajadores

Polémica por fallo que permite a empresas reducir salario de trabajadores

Luego de que la Corte Suprema (CS) fallara por primera vez a favor de una empresa que redujo unilateralmente la remuneración de un trabajador suyo por graves problemas económicos, la polémica se ha desatado en los medios de comunicaciones y en las redes sociales.

La sentencia laboral 489-2015-Lima, establecida por la Corte Suprema, anula a la anterior (1781-2005), que hacía imposible la reducción de sueldos y remuneraciones por parte de las empresas, pero al mismo tiempo pone una serie de condiciones para que se pueda dar la reducción.

Para que un empleador pueda bajar el sueldo a sus trabajadores de forma unilateral deberá expresar los motivos por los cuales procederá; motivos como garantizar la estabilidad económica de la empresa.

También puede darse el caso que el empleador y el empleado lleguen a un acuerdo para que a este último se le reduzca el sueldo. En esos casos, se deben garantizar una serie de condiciones mínimas para que el trabajador no se vea tan perjudicado.

Para empezar, la reducción del sueldo no puede llegar a menos de la remuneración mínima vital (actualmente S/ 850) y, en segundo lugar, el empleador no puede aplicarla a menos que la medida responda a objetivas (económicas, financieras o de otra índole debidamente sustentada).

Y, en tercer lugar, para que la reducción de sueldo sea efectiva, debe haber una autorización expresa por parte del trabajador sin que haya de por medio algo que condicione su voluntad, como intimidaciones, coacción o violencia.

DEBATE

Sobre el tema, muchos se han pronunciado en contra de la medida aduciendo posibles abusos de las empresas, un incremento del sublempleo y la movilidad laboral. Además, se afirma que esto atentaría contra los derechos de los trabajadores.

Diversos especialistas han pedido al Congreso de la República que, mediante una ley, aclare el tema. El abogado laboralista y docente de la Universidad del Pacífico, Jorge Toyama, dijo que existe la ley 9463, que data de 1941, que permite la reducción de sueldos de manera consensuada, es decir de acuerdo entre empleador y trabajador.

Sostuvo que, en el caso de la reducción no consensuada, es decir solo por decisión de la empresa, lo que establece la Corte Suprema -siguiendo el camino de una decisión del Tribunal Constitucional del 2014- es que la principal condición es que la compañía esté en una situación bastante crítica en el tema económico. "Es decir, en una situación complicada, en la que se deje de pagar hasta la luz, por ejemplo", señala.

En tanto, Carlos Morales, director de la carrera de Derecho de la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC), considera que se debe tomar con pinzas esta sentencia debido a que se refirió a un caso bastante particular.

Precisó que lo que quiere decir la Corte Suprema es que la reducción no consensuada se permitirá cuando la empresa está en quiebra, el puesto es ejecutivo, el corte del sueldo es temporal y no muy significativo.

Por su parte, el colectivo las Zonas que agrupa a miles de jóvenes de Lima y Callao, quienes con sus multitudinarias marchas consiguieron la derogatoria de la denominada Ley Pulpín, lucharán ahora contra el polémico fallo del Poder Judicial que permite a las empresas la reducción de sueldos a los trabajadores.

"Salimos a las calles a exigir a la Corte Suprema que corrija la sentencia que permite a las empresas rebajar el sueldo de sus trabajadores, con o sin su consentimiento. Rechazamos la actitud que ha asumido la Corte Suprema de restringir los derechos laborales de los trabajadores, ¡no creemos en sus excepcionalidades!", señaló el colectivo en Facebook.

 

 

 

 

About the Author

Prev Rebaja del IGV a 17% impulsará el consumo privado en el país
Next Países de APEC promoverán inversión en infraestructura