Hoteles cambian de estrategia para ganar la batalla contra Airbnb

Hoteles cambian de estrategia para ganar la batalla contra Airbnb

Según un informe publicado por el diario The New York Times, la red de huéspedes y anfitriones Airbnb ha expandido su modelo de negocio en la llamada economía colaborativa, incursionando ahora en el sector de los viajeros de negocios, la clientela por excelencia de los hoteles.

Phocuswright, una empresa de investigación de viajes, señaló que una de cada tres personas que viajaron por placer en 2015 se hospedaron en un alojamiento particular, lo cual representa un aumento frente a 2011, cuando solo una persona de cada 10 utilizaba este servicio. En los últimos dos años, el 31 por ciento de las personas que utilizaron Airbnb lo hicieron por viajes de negocios.

“Este es prácticamente el mayor desafío en la historia de la industria del hospedaje”, afirmó Bjorn Hanson, profesor del Centro Jonathan M. Tisch de Hotelería y Turismo, vinculado con la Universidad de Nueva York.

Frente a esta situación, según el artículo periodístico, el sector hotelero ha puesto en marcha una nueva estrategia para ganar la batalla contra Airbnb para conquistar a los viajeros modernos.

Muchas empresas hoteleras han ampliado su portafolio para incluir marcas diseñadas específicamente para la generación de viajeros conocidos como millennials y aquellos que prefieren tener menos servicios y más conectividad, tanto en el aspecto tecnológico como en el social.

“Este consumidor no viaja para pasar el tiempo en su habitación, sino que quiere tener acceso a espacios comunes”, señaló Tina Edmundson, jefe global de marca y estilo de vida en Marriott International, cadena que recién inauguró Moxy New Orleans, el segundo hotel Moxy en Estados Unidos.

Las habitaciones de Moxy (con precios desde 69 dólares) son compactas; no requieren llaves, sino que el control de la cerradura se conecta a través de una aplicación de smartphone. El lobby tiene un bar con servicio completo, pasabocas, juegos y muchos tomacorrientes para cargar dispositivos electrónicos.

La nueva marca de Hyatt Hotels & Resorts, llamada Hyatt Centric, está probando nuevos enfoques en áreas como el servicio de habitación. En tres hoteles que forman parte de las pruebas, los huéspedes pueden ordenar algunas de las opciones incluidas en una carta rápida de sándwiches y ensaladas que se entregan en 20 minutos, o a través del servicio de entregas GrubHub.

Además, los gerentes permiten a los empleados relacionarse con los huéspedes de manera más casual y compartir recomendaciones locales de manera muy similar a lo que haría un anfitrión de Airbnb.

Elizabeth Lowrey, directora de arquitectura de interiores en Elkus Manfredi Architects, trabajó hace poco en los nuevos hoteles Aloft y Verb en Boston. “Las personas que optan por Airbnb buscan una experiencia íntima, que no sea artificial. Quieren sentir que están en el centro de una comunidad y experimentar las características únicas del lugar”, escribió en un correo electrónico.

“Este deseo de autenticidad es ahora la base del diseño en el sector de hostelería: cada hotel debe contar una historia, debe ser un lugar con contexto, que refleje las características del vecindario y de la comunidad”, subrayó Lowrey.

Cabe señalar que la francesa AccorHotels, que incluye marcas como Sofitel y Raffles, es la única empresa hotelera que ha realizado inversiones directas en lo que se llama economía colaborativa. Adquirió Onefinestay, una plataforma de contacto entre huéspedes y anfitriones con oficinas en Londres que presta servicios al mercado de lujo.

*Lea el artículo original en el siguiente link:

LA BATALLA DE LOS HOTELES CONTRA AIRBNB

 

 

 

About the Author

Prev ¿Cómo reforzar las estrategias de ventas con anuncios dinámicos para viajes de Facebook?
Next La influencia de las nuevas tecnologías en el turismo