Cusco registra más de 160 denuncias por atentado contra el patrimonio

Cusco registra más de 160 denuncias por atentado contra el patrimonio

La paralizada construcción del hotel Four Points by Sheraton Cusco no es el único caso de presunto atentado contra el patrimonio histórico que se ventila en los fueros judiciales de dicha ciudad. A la fecha hay 167 denuncias por afectaciones contra vestigios incas y coloniales que deben resolver la Fiscalía y el Poder Judicial.

La mayoría de casos están referidos a construcciones e intervenciones irregulares e inconsultas en inmuebles con valor patrimonial, seguido de daños por edificación de proyectos que cuentan con permisos, pero no respetan las restricciones.

También hay denuncias por destrucción y alteración de bienes incas en algunos parques arqueológicos y edificación de sótanos sin permiso. En otro grupo están las pintas en bienes incas y el intento de vender fuera del país bienes culturales.

Según un informe publicado por el diario La República, los atentados se cometen mayoritariamente en Cusco, Urubamba y Calca del Valle Sagrado de los Incas, La Convención, Anta, Canchis, Canas, entre otras localidades.

“El auge del turismo en Cusco alentó las agresiones al patrimonio cultural basado en vestigios de la época inca y colonial. El aumento del flujo de turistas desarrolló inversiones en hoteles, restaurantes y otros servicios. Uno de esos proyectos es el hotel Sheraton, cuyo edificio tiene siete pisos cuando en el centro solo se puede construir dos plantas. Su ejecución dio origen a una denuncia penal por atentado contra el patrimonio en manos de la fiscalía. Su edificio podría ser derruido y los que autorizaron la obra tendrán que responder ante la justicia”, señala el reporte periodístico.

Refiere también que, hace cinco años, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco denunció a varias empresas y ciudadanos por agredir el patrimonio.

Uno de estos procesos involucra al ex alcalde de Cusco, Luis Flórez García, denunciado por la colocación de manera inconsulta de una estatua del inca Pachacútec sobre la pileta de la Plaza Mayor. Ocurrió la madrugada del 24 de junio de 2011 y la causa se halla a nivel de investigación fiscal.

La última denuncia por daño al patrimonio ha sido contra el Arzobispado del Cusco, que afectó una de las columnas de piedra de la Basílica Catedral del Cusco. Ocurrió la mañana del sábado durante la celebración del jubileo de jóvenes.

Al respecto, el abogado Heraclio Zereceda, integrante de la Comisión de Juristas contra la Corrupción y la Defensa Social de Cusco, sostuvo que la defensa de patrimonio no es eficiente porque no hay una fiscalía ni juzgado especializado en delitos de atentado contra el patrimonio.

 

 

 

 

About the Author

Prev Huaral estuvo de fiesta con IV Festival del Chancho al Palo y visita del bus Marca Perú (FOTOS)
Next Descartan daños a Líneas de Nasca tras aterrizaje forzoso de aeronave