Turistas de EEUU y Francia son los principales visitantes extranjeros de Chan Chan

Turistas de EEUU y Francia son los principales visitantes extranjeros de Chan Chan

Más del 20% de visitantes que llegan a conocer el complejo arqueológico Chan Chan, ubicado en Trujillo, son extranjeros, la cifra en lo que va del año supera los 30,000 visitantes al año. La lista la encabezan turistas provenientes de Estados Unidos.

Así lo informó la titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad, María Elena Córdova, quien agregó que luego se ubican visitantes provenientes de Francia, Alemania y Japón.

En cuanto a países de América Latina, la funcionaria reveló que el mayor número de turistas provienen de Brasil, Colombia y México.

“En su mayoría los estadounidenses llegan en cruceros motivados por la historia de este maravilloso lugar que representa a uno de los pocos sitios en el mundo que destaca la magnificencia de la arquitectura en Tierra. En promedio de cada 10 visitantes extranjeros 7 son de Estados Unidos”, aseveró Córdova Burga.

En lo que va del año, se registran más de 130,000 visitantes al conjunto amurallado Nik An, museo de sitio de Chan Chan y Huaca Arco Iris, espacios que integran el sitio arqueológico Chan Chan.

Chan Chan se ubica en el valle de Moche, frente al mar, a mitad de camino entre el balneario de Huanchaco y la ciudad de Trujillo, en la región de La Libertad.

El sitio arqueológico edificado entre los siglos IX y XV d. C cubre un área aproximada de 14.14 kilómetros cuadrados. Fue inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial de La Unesco desde 1986.

La zona central está formada por un conjunto de 10 recintos amurallados de los cuales sólo uno se expone al turismo. Nik An, anteriormente llamado Palacio Tschudi es el recinto que exhibe la maravillosa arquitectura del lugar, en plazas, corredores, audiencias y sector funerario. La decoración singular de este sitio representa en su mayoría elementos relacionados al mar.

La forma arquitectónica en la que está organizada Chan Chan refleja que existió una fuerte estratificación, con clases sociales distintas ocupando diferentes áreas y edificios propios a su condición económica.

Los conjuntos amurallados están protegidos por altas murallas y tienen un solo acceso, facilitando el control de los que ingresaban y salían.

Además de los pisos y cubiertas instaladas en Nik An, también se realizaron mejoras en la infraestructura y servicios higiénicos del Parador Turístico de este conjunto amurallado.

En este espacio se exhibe un ambiente renovado de interpretación de este conjunto y un diorama del Señor Chimo que exhibe telares reproducidos de los originales.

Cuenta también con espacios para la venta de artesanía local vinculada a la cultura Chimú, un atractivo y original sistema de acceso con materiales tradicionales utilizados por nuestros ancestros, se ordenó y señalizó el espacio de estacionamiento de vehículos, entre otras mejoras que permiten brindar un mejor servicio y confortabilidad a los visitantes.

 

 

 

 

About the Author

Prev Reconocen área de conservación privada ubicada en Madre de Dios
Next Regiones presentan proyectos de infraestructura a 200 inversionistas brasileros