Más del 90% de extranjeros que ingresan por Tacna son chilenos y bolivianos

 

Durante el 2018, el movimiento migratorio de ciudadanos peruanos y extranjeros por la frontera entre Perú y Chile se elevó a 7,062,760, cifra que representa un incremento de 4.1% respecto al año 2017, informó la Superintendencia Nacional de Migraciones, que también reportó una mejora sustantiva en el tiempo de atención del control migratorio.

 

En total, el año pasado se registraron 1,645,464 ingresos y 1,652,537 salidas de peruanos por los puestos de control fronterizo Tacna–Arica. En el mismo periodo, hubo 1,820,441 ingresos y 1,944,318 salidas de extranjeros.

 

Los extranjeros con más ingresos a nuestro país por la frontera sur fueron los ciudadanos chilenos, con 1,657,758, seguido de los bolivianos con 56,625. Ambos países representan el 94% del total de registrado en el 2018.

 

Asimismo, el mayor número de salidas fue de chilenos, con 1,656,312 registros, seguida de los venezolanos con 137,633 y bolivianos con 54,992 registros.

 

Cabe indicar que muchos visitantes chilenos entran y salen del Perú el mismo día para realizar diversas actividades o recibir algún servicio. Debido a que no pernoctan en el país, son considerados excursionistas, más no turistas, de acuerdo con la definición y nomenclatura de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

 

CONTROL MÁS RÁPIDO

 

El control migratorio en esta frontera se efectúa de manera secuencial por inspectores de Migraciones Perú y de la Policía de Investigaciones – PDI de Chile, en los Complejos Fronterizos de Santa Rosa, en Perú; y Chacalluta, en Chile, lo que ha permitido que durante el 2018 los tiempos de atención se reduzcan en un 40% en relación al 2017.

 

Mediante este sistema, el ciudadano que sale de nuestro país se dirige directamente al Complejo Fronterizo de Chacalluta, donde se realiza el control migratorio de salida ante los inspectores de Migraciones y, luego, el de ingreso a Chile ante el personal del PDI.

 

En el caso de ingreso a Perú, el control se hace en el Complejo Fronterizo de Santa Rosa, donde primero se registra la salida ante inspectores chilenos y el ingreso al Perú ante el personal de Migraciones. Este sistema se implementó en noviembre de 2017, en aplicación de acuerdos entre los gobiernos de Perú y Chile.

 

La reducción del tiempo de atención ha beneficiado a los ciudadanos que cruzan la frontera tanto en autos como en buses de transporte público.

 

 

 

 

Leave a Reply
Your email address will not be published. *