Advierten que cierre de terminales puede agravar el problema del transporte

Advierten que cierre de terminales puede agravar el problema del transporte

Para el especialista Lino de la Barrera, “estamos arrojando al público a los servicios informales”

En el marco de la clausura de los terminales terrestres Atocongo, Ate y Yerbateros, el abogado especialista en políticas y regulación de transporte y tránsito Lino de la Barrera indicó que se estaría alentando a la informalidad, pues el objetivo de la demanda es poder movilizarse y el público lo seguirá haciendo sin importar el medio. “Si se cierran los terminales terrestres sin tomar una medida alternativa, lo que estamos haciendo es arrojar al público a los servicios informales, porque la demanda va a seguir existiendo y van a tomar cualquier vehículos de la calle o que no tienen ningún permiso”, señaló.

Como es sabido, diversos terminales y empresas de transporte terrestre continúan operando de manera informal a pesar de la tragedia que cobró 17 vidas el domingo pasado. Al respecto, De la Barrera comentó que se debe tomar una decisión: “Si la falta es tan grave, se debería poner mucho más control en la situación de esos terminales, de esa manera se evitaría que las personas continúen en la vía pública haciendo cosas que no deben”.

Asimismo, el experto expresó su molestia, pues considera que todos estos cierres de terminales terrestres tienen un componente más mediático y que se está tratando de resolver las cosas cuando los problemas ya ocurrieron. “Qué casualidad que después de la tragedia se tomen estas medidas. Estamos ante una situación donde la actitud reactiva nos gana”, puntualizó, mientras añadió que las fallas no son de ahora, sino que ya existían y las autoridades reguladoras no han estado trabajando en identificarlas.

Paralelamente, ante la noticia de que el MTC modificaría el Reglamento Nacional de Administración de Transportes para un mejor control en los terminales, Lino de la Barrera se mostró escéptico, pues para él lo más importante es la gestión. “Qué ganamos teniendo las normas más rigurosas del mundo si mantenemos funcionarios que incumplen su actividad”, finalizó.

Leave a Reply
Your email address will not be published. *