Aeropuerto de Chinchero: Más de S/. 150 millones pierde el Estado por controversia con Kuntur Wasi

 

¿Nueva disputa entre ambas partes pondrá en riesgo el proyecto?

 

————————————————————————————-

 

 

Mientras el gobierno no logra ponerse de acuerdo con el consorcio Kuntur Wasi para resolver la controversia por el proyecto Aeropuerto Internacional de Chinchero, en Cusco, el Estado peruano pierde más de S/. 50 millones anuales debido a la paralización de dicha obra.

 

Considerando que han pasado más de tres años desde que se firmó el contrato de concesión (en julio del 2014), a la fecha dicho monto supera los S/. 150 millones en pérdidas sociales para el país.

 

Así lo señaló el ministro de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra, quien reconoció que, en todo este tiempo, ha habido una incapacidad del Estado –tanto en el anterior gobierno como en el actual– para encontrar una solución al problema.

 

“Nosotros recibimos una papa caliente (del anterior gobierno) y ahora queremos sacar adelante el proyecto y ejecutarlo de una manera transparente y honesta. El aeropuerto de Chinchero se hará de todas formas y empezaremos el movimiento de tierras muy pronto”, afirmó.

 

 

SIGUE LA CONTROVERSIA

 

La construcción del aeropuerto de Chinchero sigue siendo un dolor de cabeza para el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien heredó de la anterior gestión de Ollanta Humala el proyecto ya concesionado a Kuntur Wasi, pero paralizado debido a problemas de financiamiento por parte de la empresa.

 

En año y medio del actual gobierno, las cosas empeoraron con la firma y posterior anulación de la cuestionada adenda al contrato de concesión a inicios del 2017, lo que llevó luego a la cancelación de dicho documento por mutuo acuerdo y el inicio de las negociaciones entre ambas partes.

 

Pasaron más de 6 meses y no hubo acuerdo, por lo que el Ejecutivo anunció la semana pasada el fin del trato directo con Kuntur Wasi, abriendo la posibilidad al concesionario de llevar el caso a un arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi).

 

Al respecto, el titular del MTC, Bruno Giuffra, explicó que no se llegó a un acuerdo debido a que Kuntur Wasi no cumplió con entregar voluntariamente los terrenos destinados a la construcción del aeropuerto de Chinchero, que son propiedad del Estado. Dijo que ahora corresponde exigir formalmente la devolución de los mismos, conforme está estipulado en el contrato de concesión.

 

“Lamentablemente, no fue posible llegar a un acuerdo (con el consorcio Kuntur Wasi). Hubo falta de buena fe con respecto a la entrega de terrenos por adelantado que habíamos acordado como paso previo al acuerdo. El mismo día acordado para la entrega (13 de enero), en Chinchero, pretendieron presentar el acto como si fuera una usurpación del Estado, negándose a entregar los terrenos, que son del Estado, voluntariamente”, explicó.

 

Por su parte, Kuntur Wasi ha negado estos hechos y sostiene que el MTC adelantó la fecha para la entrega de terrenos, pues las negociaciones aún continuaban. Superada la sorpresa por la decisión unilateral del gobierno, la empresa evalúa iniciar un arbitraje en el ámbito internacional, a fin de resolver la controversia con el Estado peruano.

 

“Hemos cumplido con todas nuestras obligaciones contractuales desde el inicio de la concesión y siempre hemos tenido la mejor disposición para llegar a una solución amistosa y de buena fe; por ello, lamentamos esta decisión”, manifestó José Carlos Balta, gerente general de Kuntur Wasi.

 

 

ESTUDIOS TÉCNICOS

 

Cabe señalar que otro de los temas en discusión es la entrega del estudio técnico del proyecto, realizado por el concesionario y solicitado por el gobierno para iniciar la edificación del nuevo terminal aéreo cusqueño. Según el MTC, los costos del estudio técnico, validado por Ositrán, ascienden a US$ 24 millones, monto que aún está en negociación.

 

“La construcción del aeropuerto de Chinchero es impostergable por la importancia que tiene y los grandes beneficios que traería para el país, pues incrementaría el turismo en la región Cusco que está bastante limitada por la infraestructura actual. Ahora toca que el concesionario entregue los terrenos y nos los secuestre más, como lo viene haciendo en estos momentos”, puntualizó el titular del MTC.

 

Lo cierto es que, pese a las declaraciones del ministro Giuffra respecto a que las obras continuarán en paralelo al arbitraje internacional, sigue siendo incierto el futuro que depara al aeropuerto de Chinchero, un proyecto postergado desde hace más de diez años y anhelado por el pueblo cusqueño y de la macro región sur.