Ahora Perú: Reducción de aforo en restaurantes reducirá la confianza de los clientes

Ahora Perú: Reducción de aforo en restaurantes reducirá la confianza de los clientes

Manifestó su preocupación con respecto a las medidas anunciadas el día de ayer por el Ejecutivo. 

El gerente general de la Asociación Peruana de Hoteles, Restaurantes y afines (Ahora Perú), Fredy Gamarra, manifestó la preocupación de su gremio ante las medidas anunciadas el día de ayer por el Presidente Sagasti, en las que se dispone la reducción del aforo de restaurantes en un 50% para Lima Metropolitana. Sobre ello, comentó que la medida impacta directamente la confianza que se había ganado con los clientes. 

“Con medidas como esta, tendremos que empezar nuevamente a convencer a nuestros clientes de que cumplimos con los protocolos y que no hay peligro de contagio”, apuntó Gamarra. 

Siguiendo esta línea, el directivo de Ahora Perú subrayó que los restaurantes formales cumplen con todos los protocolos de bioseguridad a fin de recuperar a sus comensales y que han agotado todos los esfuerzos posibles para recuperar la confianza en su servicio. “Pese a la limitaciones impuestas continuaremos trabajando por nuestros clientes, pero no podemos ignorar que el impacto en el sector es grande”.

En ese sentido, indicó que las restricciones debido a la pandemia han afectado los negocios gastronómicos que no han tenido ingresos por varios meses, además del aforo y horario de atención reducido y otros factores que limitaron el desarrollo de los restaurantes.

Por otro lado, recordó que el cambio de hora del toque de queda a las 9:00 pm, genera prejuicios en el sector gastronómico, ya que una vez más los deja sin la posibilidad de ofrecer opciones de cena para aquellos que trabajan durante el periodo de almuerzo. 

Asimismo, destacó que el retorno de la inmovilización vehicular obligatoria los domingos reduce en un 40% la venta semanal, la misma que aún no recupera sus niveles pre pandemia. Además, advirtió que que las medidas en regiones como Piura, en temporada de verano y con restricción en playas, “llevarán a la quiebra a restaurantes más pequeños”.