Apotur: “Es importante que el sector Turismo alce la voz ante medidas desproporcionadas”

Apotur: “Es importante que el sector Turismo alce la voz ante medidas desproporcionadas”

Alonso Roggero, representante del gremio turístico, comentó sobre la manifestación liderada por la CANATUR.

El próximo viernes 12 de marzo, la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) estará liderando una caravana, como medio manifestación en contra de las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno Peruano, las cuales descartan cualquier posibilidad de turismo en el país. Sobre ello, Alonso Roggero, representante de la Asociación Peruana de de Operadores de Turismo Receptivo e Interno (Apotur), resaltó la importancia de que el sector alce la voz ante medidas desproporcionadas y reiteró la emergencia que actualmente afronta la industria. 

“El turismo es una de las industrias que más divisas generaba al país y empleaba a más de 1.4 millones de personas, antes de la pandemia. Estamos por cumplir un año con cero ingresos y sin ninguna señal de una próxima operatividad. Las medidas que este Gobierno tiene para nuestro sector son obsoletas con respecto al entorno mundial. Tenemos países vecinos que empiezan a flexibilizar sus accesos para atraer turistas, ya que se reconoce que estamos en un entorno de vacunación mundial. En otras palabras, tenemos turistas internacionales vacunados que ya deciden dentro de un universo de destinos, y el Perú ni siquiera figura como opción”, inició Roggero. 

Siguiendo esta línea, Roggero señaló que los principales países, considerados importantes mercados emisores de turismo para nuestro país, estan vacunando de manera acelerada, por lo que se podría tener una oportunidad de reactivación con el segmento receptivo. Sin embargo, restricciones como la cuarentena de 14 días obligatoria (para todos los pasajeros extranjeros) y el requisito de la prueba PCR para viajes domésticos, imposibilitan la recuperación de la industria.

“Esto no pretende ser algo de manera descontrolada ni absolutamente abierta. La idea es abrirnos gradual y controladamente al turismo receptivo, utilizando los servicios de empresas formales. Bajo estas condiciones, lo que el Gobierno debe entender es que el turismo no es sinónimo de contagio y por ello es precisamente que este viernes alzaremos por primera vez, la voz del sector privado de turismo, en un evento sin precedentes”, agregó. 

Del mismo modo, apuntó que el Perú ha descuidado mucho su estrategia de promoción en el extranjero, ya que no tiene un horizonte esperanzador en el futuro de la industria. “Las entidades promotoras del resto de países vecinos, expone la realidad del virus, pero cuenta también sobre las acciones que lideran para contrarrestar la pandemia o tienen un margen de fechas para la reapertura de los destinos. El Perú no mantiene comunicación con los mercados emisores y deja a los operadores turísticos internacionales en incertidumbre absoluta sobre la situación en nuestro país”. 

En ese sentido, resalta que este es el momento propicio para manifestar el descontento y la urgencia que experimenta la industria. “No hay tiempo para más. El Gobierno actual pretende trasladar al siguiente la gestión de la reactivación turística, pero no podemos esperar. El Reactiva Perú se vence en mayo para las empresas grandes, las cuales fueron excluidas de la reprogramación de pagos. Lamentablemente, en este contexto el turismo interno no es la solución, ya que la crisis económica impide a los peruanos gastar en viajes, además de que el turista nacional representa un décimo del gasto promedio que realiza un extranjero en el país. Pensar lo contrario sólo revela un amplio desconocimiento del sector. Somos el único país según la IATA que exigen pruebas PCR en vuelos domésticos. El grado de frustración es enorme, tenemos un año cerrados y no ha habido un solo paso hacia adelante”.

Finalmente, saludó el liderazgo de la CANATUR para organizar al empresariado turístico en un evento de esta naturaleza y lo felicitó por siempre salir en defensa de las necesidades del sector. “Cuando las autoridades no nos escuchan hay que alzar la voz. Sobre todo cuando la industria no tiene ningún horizonte y los funcionarios se rehúsan a trabajar con organizaciones como el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), por lograr soluciones coordinadas”.