Avianca Perú inició proceso de liquidación ante crisis por COVID-19

Avianca Perú inició proceso de liquidación ante crisis por COVID-19

Determinó el cierre de sus operaciones en nuestro país y apunta a una reestructuración económica.

La compañía Avianca Perú anunció este domingo que entrará en proceso de liquidación y disolución. De esta manera, luego de que la matriz pidiera acogerse a la ley de bancarrota de Estados Unidos, su filial en nuestro país determinó el cierre de sus operaciones y se declaró en bancarrota por los efectos de la pandemia del COVID-19. 

“La crisis que enfrentamos actualmente ha tenido efectos tangibles y preocupantes para toda la industria aérea en el mundo. Esto nos ha llevado a tener que tomar decisiones difíciles a fin de poder superar esta coyuntura y darle continuidad a la compañía”, añadió el CEO y presidente de Avianca Holdings, Anko van der Werff.

Según lo informado por el diario El Comercio, la aerolínea colombiana explicó que no espera tener ingresos similares a los obtenidos antes de la pandemia en el corto plazo, dado que se han visto afectados por los cierres de aeropuertos y fronteras en todo el mundo. A ello se suma las obligaciones financieras de Avianca, lo que derivó en la decisión tomada con su subsidiaria en el Perú. “Esta decisión respalda los esfuerzos de ajuste de tamaño y permitirá a Avianca enfocarse en sus mercados principales al salir de su reorganización supervisada por los tribunales”, señaló la empresa en el comunicado oficial.

En ese sentido, aclaró que las rutas que operaba ya no estarán disponibles; sin embargo, Avianca Holdings y otras subsidiarias continuarán sirviendo rutas hacia y desde el Perú a través de su hub de Bogotá una vez se levanten las restricciones dictadas por las autoridades en el marco de la actual emergencia sanitaria.

Igualmente, la empresa aseguró que ofrecerá “diversas opciones de cambio” a los clientes con boletos vigentes. Asimismo, los pasajeros que hayan comprado vuelos a Avianca Holdings y a sus otras subsidiarias no tendrán ningún cambio en sus reservas motivado por esta decisión. Además, indicó también que el programa LifeMile es de una empresa independiente que no forma parte de estas medidas, por lo que seguirá atendiendo y operando a través de los diferentes beneficios que ofrece a sus clientes.

Es importante recordar que Avianca Holdings, así como algunas de sus subsidiarias y afiliadas han solicitado acogerse voluntariamente al Capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos. Este es un procedimiento legal que es reconocido por otros países del mundo que permite a una empresa reorganizarse y completar una reestructuración financiera bajo la supervisión del sistema judicial estadounidense, mientras continúa operando su negocio.