Brasil reabrió las fronteras aéreas a extranjeros y exige seguro de salud

Brasil reabrió las fronteras aéreas a extranjeros y exige seguro de salud

Mantendrá las prohibiciones para el ingreso por la vía marítima o terrestre. 

Este miércoles, Brasil reabrió sus fronteras a los visitantes extranjeros con la esperanza de reflotar su devastada industria turística. En ese sentido, el país detalló que esta medida estará habilitada únicamente para los viajeros que lleguen por avión y deberán presentar un seguro de salud válido antes de embarcar en su ciudad de origen. 

Según lo informado por el portal Hosteltur, la norma publicada esta semana extiende por otros 30 días las prohibiciones para el ingreso de extranjeros por vía terrestre o marítima. Sin embargo, pese a la propagación del coronavirus en el país, el Gobierno determinó la necesidad de reactivar el tráfico aéreo internacional en los casi todos los Estados de su territorio (aún cinco regiones del país mantendrán sus fronteras cerradas). 

De esta manera, el decreto publicado en el Diario Oficial de la Nación establece que los Estados de Mato Grosso do Sul, Paraíba, Rondonia, Rio Grande do Sul (región fronteriza con Uruguay y Argentina) y Tocantins, aún contarán con medidas de restricción para el turismo internacional.  En ese sentido, los únicos puntos de entrada al país se dará a través de los aeropuertos de Galeão (Río de Janeiro), Brasilia (Distrito Federal), Guarulhos y Viracopos (São Paulo).

Asimismo, entrar al territorio brasileño, además de cumplir con “los requisitos migratorios apropiados para su condición, incluida la de tener una visa de entrada”, los turistas extranjeros deberán presentar a la compañía aérea un seguro médico válido en Brasil durante toda la estancia planificada. En caso contrario, la entrada al país puede ser prohibida.

Como se recuerda, Brasil cerró sus fronteras aéreas a los no residentes el 30 de marzo de este año, momento en que el coronavirus causaba estragos en Europa y Asia y acababa de llegar a Sudamérica. Ante esta difícil situación, la Confederación Nacional del Comercio de Bienes, Servicios y Turismo (CNC) estima que la industria turística ha perdido hasta el momento alrededor de US$ 23.600 millones como consecuencia de la pandemia.