Cajamarca protege su patrimonio cultural para evitar daños durante el carnaval

Cajamarca protege su patrimonio cultural para evitar daños durante el carnaval

Se ordenó el cerco de los principales monumentos del centro histórico. 

La Municipalidad Provincial de Cajamarca anunció que se están tomando medidas para proteger el patrimonio cultural del centro histórico de la ciudad durante los días que se lleven a cabo las celebraciones del tradicional carnaval de la región. Con esta iniciativa se ha cercado con una malla metálica diferentes elementos representativos de la ciudad, empezando por la pileta ubicada en la Plaza de Armas y la plazuela Belén. Además, la autoridad municipal dispuso el cerco de los monumentos de Los Héroes en la plazuela La Recoleta, el parque de la iglesia Inmaculada Concepción y la plazuela San José. 

Como se recuerda, durante las celebraciones por el carnaval del 2012 una multitud de gente tomó la pileta de la Plaza de Armas, trepó sobre el monumento y ocasionó serios daños en su estructura y en el impermeabilizante de la piedra, malogrando el sistema de alumbrado que había sido restaurado por especialistas en restauración lítica. Fue por este incidente que desde el 2013 la Municipalidad de la región optó por tomar medidas preventivas con el patrimonio cultural y así impedir que corran riesgo de ser dañados por la multitud de carnavaleros que suele concentrarse los fines de semana en las inmediaciones de estos atractivos turísticos.

Jaime Rodrigo Silva Santisteban, gerente de Turismo, Cultura y Centro Histórico de la municipalidad de Cajamarca, informó a la Agencia Andina que este año, a diferencia de los anteriores, también se protegerá el monumento de Los Héroes en la plazuela La Recoleta, la plazuela de la iglesia Inmaculada Concepción y la plazuela San José. 

“El propósito es velar por nuestro patrimonio cultural, por los monumentos del centro histórico. Se va colocar mallas metálicas que permanecerán hasta que culminen las actividades del carnaval”, expresó el funcionario, quien hizo un llamado a la población cajamarquina y a los turistas que arribarán a la fiesta a cuidar los recursos turísticos.

A pesar de que algunos operadores turísticos manifestaron su desacuerdo con la medida, ya que le quita a la ciudad el valor estético apreciado por los turistas, Silva aclaró que se trata de prevenir cualquier daño irreversible al patrimonio cultural y que solo será durante la fiesta del carnaval que culminará el 26 de febrero. Igualmente, añadió que se está llevando a cabo una campaña de sensibilización para orientar a los turistas y a la ciudadanía a respetar el patrimonio y los atractivos turísticos.