CANATUR: No es necesaria una cuarentena para viajeros con prueba negativa

CANATUR: No es necesaria una cuarentena para viajeros con prueba negativa

Recomendó al Estado invertir en pruebas moleculares para los aeropuertos. 

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), Carlos Canales, manifestó la preocupación del sector turístico ante la medida que dispone cuarentena obligatoria de 14 días para los viajeros que lleguen del extranjero. En ese sentido, subrayó que no hay razón por la cual sea necesaria la implementación de esta medida, si ya se le exige al pasajero contar con una prueba molecular negativa de la COVID-19.

Según lo informado por RPP, el titular de la CANATUR indicó que, en lugar de continuar multiplicando las restricciones, el gobierno debería invertir en la compra de más pruebas moleculares y facilitar su acceso en los aeropuertos, algo que se está haciendo en grandes terminales internacionales como el de Amsterdam, Miami o París.

“El sector cree que es suficiente con las pruebas moleculares. Si empiezan a hacerse en los aeropuertos, no debería ser necesaria la cuarentena. Vienen con su papel, pero le tomo la prueba en el aeropuerto. Si está positivo se va a hacer su cuarentena, si es negativo continúa su trayecto como se hacen en diversas partes del mundo”, indicó.

Por otro lado, Canales sostuvo que las medidas del Gobierno para financiar a las micro y pequeñas empresas (mypes) del sector turismo tienen muy buenas intenciones, pero no llegan a solucionar los problemas del sector.

“Nosotros hemos solicitado la reducción del IGV a un 5% o 8% como se ha hecho en Argentina, Brasil o México, era muy importante para reactivar el sector turismo y ser competitivos, así como un tema de renta y cambio de plazos de gracias, ampliarlos más”, afirmó.

Siguiendo esta línea, puso como ejemplo el caso de Argentina, que subsidio en 50% a todos sus ciudadanos que viajaban al interior del país, con la devolución de un bono a través del Banco de la Nación, mientras que en Colombia se otorgó una línea de crédito para impulsar la demanda, la reducción del IGV del 20% a 5% y una línea de crédito de largo plazo para reestructurar deudas.

“Durante los próximos 24 meses el Perú va a vivir de turismo interno y eso lleva a impulsar la demanda, es decir ingresar liquidez al mercado para que la gente con algunas restricciones económicas pueda impulsar a través de unas líneas de crédito el consumo de viajes”, finalizó.