Canatur: Protestas en Machu Picchu generan una pérdida diaria de S/. 2.5 millones

Canatur: Protestas en Machu Picchu generan una pérdida diaria de S/. 2.5 millones

Presidente del gremio manifestó su preocupación por la situación en el ícono turístico de nuestro país. 

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), Carlos Canales, manifestó recientemente su preocupación con respecto a los disturbios generados por las protestas y paralizaciones de actividades que mantiene actualmente a  Machu Picchu a la deriva. En ese sentido, advirtió que el nuevo cierre de la ciudadela incaica genera una pérdida de S/. 2.5 millones al día, por lo que invocó a las autoridades a actuar lo antes posible y llegar a consensos con los pobladores del distrito. 

“Los pobladores indican que están trabajando en beneficio del turismo nacional, pero nosotros queremos salir adelante no con el bloqueo ni generando violencia. Todo esto afecta una barbaridad al turismo interno”, comentó Canales. 

Siguiendo esta línea, el directivo agregó que todo esto acentúa la crisis turística del Cusco y genera condiciones críticas para mantener otros atractivos como el Camino Inca fuera de los catálogos estadounidenses y europeos en el 2021. “Nos dieron la noticia que está fuera de catálogo. No se vendería Camino Inca en el Perú durante el próximo año. Además, no se abrirían las reservas, por lo que evaluamos suspender las operaciones en Cusco e impulsar destinos del norte”. 

Según lo informado por el diario El Comercio, el directivo hizo un llamado a la tolerancia y comprensión por parte de los ciudadanos locales del distrito turístico, ya que nos encontramos en una situación de emergencia y sin las condiciones necesarias para afrontar una reducción de precios en los boletos de trenes. “Pedimos coherencia con los pedidos que se hacen y recordar que esta situación no le significa ningún beneficio a cualquiera de las partes”. 

Por su parte, Ricardo Acosta, presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo (APAVIT), expresó que se está haciendo un gran daño a la imagen del país con la represión de la población en Machu Picchu. “Están en el derecho de reclamar, pero no es la forma secuestrando a 200 personas que han quedado varadas en el pueblo”. 

En ese sentido afirmó que el problema ya trascendió al ámbito internacional y que muchos se encuentran cancelando sus viajes a la Ciudad Imperial. Por tal motivo, el presidente de APAVIT pidió al Gobierno poner orden y disciplina porque así nadie va a querer ir al Cusco. 

“Deben sentarse en una mesa de diálogo, pero de una manera civilizada. Eso sí, el Gobierno no puede continuar con esta pasividad porque todos los que quieran algo harán bloqueos o marchas que atentan contra las personas hasta lograr sus pedidos”, finalizó.