Canatur y Aptae exigen a autoridades de Cusco fiscalizar servicios de deportes de aventura

 

La Cámara Nacional de Turismo (Canatur) y la Asociación Peruana de Turismo de Aventura, Ecoturismo y Turismo Especializado (Aptae), en representación del sector privado organizado, lamentaron el fatal accidente ocurrido el miércoles último en la localidad de Maras, región Cusco, en el que murieron una turista limeña y un asistente de guía cuando practicaban la actividad de canopy, también conocida como zip line o tirolesa.

 

Se trata del segundo caso, en menos de tres meses, que involucra nuevamente a esta modalidad de turismo de aventura, que se ofrece libremente en la Ciudad Imperial. “Una vez más, invocamos a las autoridades del Cusco, alcaldes y Dircetur para que cumplan con su función de fiscalización de estos servicios”, expresó Fredy Gamarra, presidente de Canatur.

 

Por su parte, Carlos Díaz, presidente de Aptae, dijo que lo más preocupante es que el hecho ha ocurrido en el mismo lugar donde murió una turista española en enero pasado. “Ello demuestra que existe impunidad por parte de las empresas y/o personas que practican este tipo de actividades, al incumplir las normas y brindando esos servicios sin que ninguna autoridad los sancione”, afirmó.

 

El representante gremial señaló que, desde hace muchos años, Aptae viene apoyando al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) en la elaboración de los reglamentos, formatos y normas técnicas aplicables al Turismo de Aventura en general, los cuales claramente especifican los requisitos que deben cumplir las agencias de viajes y el personal que ofrecen este tipo de servicios.

 

“Por ello, llamamos nuevamente la atención de las autoridades a cargo de la supervisión, control y sanción, como lo son las Dircetures, a través de los Gobiernos Regionales, Municipios, Fiscalía de Prevención del Delito, Indecopi, entre otros”, expresó.

 

 

NORMAS TÉCNICAS URGENTES

 

El presidente de Aptae consideró que las normas técnicas de actividades específicas como Zip Line, Escalada en Roca, Canotaje Turístico y todas aquellas que se consideren de alto riesgo, sean promulgadas con suma urgencia y que sean de carácter obligatorio.

 

Sostuvo que, para ello, cada norma debe precisar que las agencias de viajes y turismo, además de contar con el equipo e infraestructura necesaria y segura, cuenten con personal que tenga como mínimo 3 años de experiencia en la actividad o que cuenten con el Certificado de Competencias Laborales otorgado por una institución adscrita al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

 

“Sobre el Certificado de Competencias Laborales debemos informar que Aptae viene apoyando al MTPE en la elaboración de los ‘Perfiles de Competencias’, con la finalidad de lograr que toda persona que brinde algún servicio de turismo de aventura cuente con una certificación emitida por el Estado, de manera que así pueda evitarse que cualquier aficionado o informal siga operando impunemente”, explicó Carlos Díaz.

 

 

AUTORIZACIONES

 

Por otro lado, el titular de Aptae recalcó que sí existe autorización para la práctica del Turismo de Aventura a nivel nacional. Existe, por ejemplo, el Decreto Supremo Nº 006-2016-MINCETUR que aprueba el Reglamento de Canotaje Turístico, el Decreto Supremo Nº 005-2016-MINCETUR que aprueba el Reglamento de Seguridad para la Prestación del Servicio Turístico de Aventura y la Resolución Ministerial N° 083-2018-MINCETUR que aprueba las modalidades de Turismo de Aventura como el Ala Delta, Barranquismo, Buceo, Cabalgata, Canopy / Zipline, Ciclismo, Esquí, Escalada, Espeleología o Exploración de cuevas, Kayak, Kite surf, Parapente, Puentismo, Rápel, Sandboard y Tabla a vela. 

 

“Queremos una vez más indicar que las empresas asociadas a Aptae son consideradas las más formales y aplican las buenas prácticas en turismo, ofreciendo altos estándares de seguridad y calidad a los turistas que atiende. Prueba de ello es que ninguno de sus miembros cuenta en su récord con incidencias de accidente en sus prácticas. Por otro lado, nuestros asociados promueven Perú en las ferias de turismo internacional en las que participan, dejando claro que en nuestro país practicar el turismo de aventura es totalmente seguro, porque sí lo es cuando se realiza correcta y responsablemente”, manifestó Díaz Miranda.

 

Finalmente, aseguró que Aptae seguirá colaborando con el Mincetur y exigiendo que los responsables de la fiscalización de las actividades turísticas cumplan con su función. “Para ello, es necesario que asignen mayores recursos tanto económicos como humanos, para que cumplan satisfactoriamente con esa función”, acotó.