Caral reabre sus puertas a turistas nacionales y extranjeros

Caral reabre sus puertas a turistas nacionales y extranjeros

Retorna a las actividades turísticas con nuevos protocolos de bioseguridad. 

Como parte de la reapertura de diversos sitios arqueológicos a nivel nacional, esta semana se anunció el retorno oficial de la Ciudad Sagrada de Caral a las actividades turísticas a partir del día de ayer 15 de octubre para visitantes peruanos y extranjeros. De esta manera, tras siete meses de permanecer inactivo, la ciudadela retorna a los circuitos turísticos implementando nuevos protocolos de bioseguridad.

Según lo informado por el portal Perú.com, entre las medidas sanitarias que se implementarán para las visitas  a la Ciudad Sagrada de Caral, Áspero y Vichama destacan: el ingreso por día será de un promedio de 100 personas, la compra de boletos por canales digitales, el uso obligatorio de la mascarilla, distanciamiento social entre los asistentes un metro y medio, como mínimo.

Del mismo modo, los recorridos estarán conformados por nueve personas, sin incluir al guía y orientador turístico. Es importante precisar que todos los colaboradores del sitio arqueológico han pasado por exámenes de descarte de coronavirus y cuentan con la debida capacitación relacionada a los protocolos de bioseguridad en medio de la pandemia.

Asimismo, tanto en Caral, Áspero y Vichama se han instalado medidores corporales de temperatura con termómetros digitales y sensores infrarrojos, también áreas para desinfectar calzado, como dispensadores de alcohol en gel para las manos. Igualmente, los estacionamientos , recepción, servicios higiénicos y centros de información se han dispuesto de paneles informativos, tachos para materiales usados y señalizaciones.

Cabe destacar que la reactivación turística ha venido con la respectiva capacitación de la población dedicada a la venta de productos alimenticios y artesanías con la finalidad que su servicio respete y esté alineado a los protocolos de bioseguridad.

Siguiendo esta línea, la administración de la ciudadela más antigua de América destacó el hecho de que estos espacios se encuentren en medio de un amplio espacio natural, ya que facilitan las caminatas saludables al contar con un clima agradable, así como una oferta gastronómica variada, típica del “Norte Chico” de la Región Lima.