Carlos Canales: Coronavirus generará pérdidas y perjuicios al turismo durante febrero y marzo

Carlos Canales: Coronavirus generará pérdidas y perjuicios al turismo durante febrero y marzo

Presidente de CANATUR comenta la repercusión de la alerta sanitaria en el sector Turismo

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), Carlos Canales, comentó las repercusiones que tiene la alerta mundial sobre el coronavirus en la actividad turística en nuestro país. En diálogo con el programa ‘En la noticia’ de TV Perú Noticias, destacó que el turismo en el Perú tendrá un perjuicio económico de casi 20 millones de soles, pues 5 mil turistas chinos dejarán de venir durante los meses de febrero y marzo. 

“Al año recibimos aproximadamente cerca de 50 mil turistas chinos. Este es el mes del año nuevo chino, donde hay una mayor cantidad de viajes, y esperábamos recibir más o menos 6 mil turistas en febrero y 4 mil en marzo. Las medidas que estamos tomando todos los países hacen que los turistas tengan restricciones. Las cancelaciones que se vienen dando nos ayudan a cuantificar el perjuicio económico”, comentó Canales.

El impacto negativo en el sector Turismo por la alerta del coronavirus es un fenómeno mundial, que tiene fuerte repercusión en la conectividad aérea, indicó Canales. “China es el principal emisor de turistas del mundo. Estamos hablando de más de 150 millones de personas y el primer impacto es el eje asiático, donde se concentra el 70% de viajes de los chinos a países cercanos. Se cae el tránsito de personas, se caerá el tránsito de mercancías; y la suspensión de vuelos tiene efecto directo”, destacó y también aseguró que la OMS ha señalado que la alerta por el coronavirus estaría resuelta para marzo.

Asimismo, el presidente del gremio aprovechó en mostrar su preocupación por los desbordes e intensas lluvias que afectan al turismo en Pisac, Cusco. “Cada vez que nos acercamos a enero y febrero, temblamos los empresarios de turismo porque hay una serie de acontecimientos climatológicos. Hemos recibido un informe de que ya en Machu Picchu, la distancia del río y el riel de trenes es inferior a un metro. Es decir, el río se está comiendo la barrera natural. Debemos tomar decisiones fuertes, se debería buscar descolmatar los ríos y encaminarlos”, afirmó.

En ese sentido, Canales indicó que el tema del clima debe ser la agenda de todos para el beneficio del turismo en el país, que en caso no reciba turistas, se percibe 10 millones de dólares en pérdidas. “Este gobierno ha hecho muchas labores de prevención, pero no hay que bajar la guardia. Hay zonas emblemáticas donde existen culturas ancestrales, restos arqueológicos de primer nivel que tenemos que preservar, y para ello debemos tener medidas de prevención”, destacó.

Carlos Canales también se refirió a los retrasos que trae consigo la demora en las obras del aeropuerto Jorge Chávez, terminal aéreo que es vital para el desarrollo turístico y económico del país, según dijo el presidente del gremio. “En Lima tenemos la concentración de un aeropuerto saturado, preparado para 12 millones de personas pero que recibe 23. Se necesita un fast track, una medida que no podemos esperar hasta el 2024. Creemos que debemos apoyar al concesionario, hagamos todo el esfuerzo, trabajar 24 horas, liderar todo tipo de autorizaciones gubernamentales. Tenemos que hacer el esfuerzo como país”, agregó. 

Finalmente, el presidente del gremio sugirió la diversificación en los accesos de aeropuertos de las provincias al interior de país, como es el caso de Pisco, un terminal aéreo cercano a la ciudad de Lima. “Este podría ser un aeropuerto para las low cost. Por ejemplo, si viajas de Miami o Nueva York a Pisco, que te cueste 400 dólares en vez de 800 que costaría a Lima. Le das todas las facilidades para que todo el mundo venga, y si llegan a Pisco, puedan ingresar al circuito sur de frente”, finalizó Carlos Canales.