Cecil Bastos: “El 95% de los guías turísticos no ha podido acceder a un bono del Estado”

Cecil Bastos: “El 95% de los guías turísticos no ha podido acceder a un bono del Estado”

El presidente de AGOTUR brindó sus perspectivas sobre la situación actual de su sector.

Esta mañana, el presidente de la Asociación de Guías Oficiales de Turismo de Lima-Perú, Cecil Bastos, brindó sus principales consideraciones con respecto a la situación actual por la que atraviesan los guías turísticos frente a la propagación de la pandemia del COVID-19 en el territorio nacional. En ese sentido, expresó con profunda preocupación que ninguno de los pedidos solicitado por su sector al gobierno han sido escuchados a la fecha y que, si bien todos los eslabones de la cadena de valor padecen de los impactos de la paralización, su sector permanece como el más vulnerable. 

“Nosotros somos uno de los pocos gremios que no está conformado por empresarios, por el momento, simplemente somos personas desempleadas. El sector se han visto duramente golpeado por esta situación y es importante reconocer esto afecta a todos sin importar la posición que se tenga en la cadena de valor. He visto que algunos rubros de la industria ya están teniendo resultados significativos, pero creo que a los guías turísticos se les está marginando de algunas facilidades. De manera conjunta con el resto de gremios e individualmente como AGOTUR hemos presentado una serie de solicitudes razonables que continúan estancadas en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de las cuales no hemos tenido noticias en mucho tiempo. Los días pasan y nuestros colaboradores siguen gastando sus ahorros para sobrevivir, es entendible la desesperación que aborda nuestra actividad”. 

De esta manera, el presidente de AGOTUR recordó cuatro requerimientos esenciales para asegurar la supervivencia de los guías turísticos en este difícil contexto. “En primer lugar pedimos un subsidio del Estado que nos permita sostenernos hasta fin de año. Mientras tanto,  nos reinventamos, creamos otro tipo de producto o trabajo para tener ingresos. Esto es importante, ya que la gran mayoría de nuestros colaboradores (95%) no ha tenido acceso a ninguno de los bonos solidarios del gobierno. Esto se debería a que los bonos tienen un monto mínimo para poder aplicar, al ser los salarios del guía tan variados, estos son impedidos de recibir esta ayuda. Es fundamental que las autoridades entiendan la gravedad del asunto, que el turismo receptivo, al cual nos dedicamos en un 100% ya no existe y nadie sabe a ciencia cierta cuándo regresará. 

Igualmente, Bastos solicitó al Estado un crédito bancario con 0% de intereses para su sector, algo que les permitirá a sus colaboradores hacer un cambio de giro o reinventar su actividad hasta que el turismo se regularice. “Nosotros requerimos de alguna especie de inversión para poder reinventarnos. Estamos proyectando que una reactivación en nuestro caso no va a tomar menos de 2 años, por lo que es vital contar con los recursos para hacerlo. Se hablaba mucho de una reconversión del guía turístico en profesores de idiomas, algo que podría ser viable si estuviera respaldado por alguna normativa o se nos indicará cómo iniciar este proceso. Asimismo, solicitamos como alternativa que se nos permita postular a cargos dentro de entidades como el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) o Promperú”. 

Finalmente, el directivo invitó a las empresas a hacer un uso responsable de la “Suspensión Perfecta de Labores” y que se trate de agotar todo tipo de acuerdos que puedan salvar la relación con el personal. Además, invocó a tomar en consideración a los trasladistas y tour conductors, quienes también son parte de la cadena de valor del turismo. “Toda solicitud que uno hace, si no se efectiviza rápido, no constituye una emergencia. El gobierno debe tomar acciones concretas antes de que sea demasiado tarde”.