Chile reabrirá sus fronteras a extranjeros vacunados

Chile reabrirá sus fronteras a extranjeros vacunados

Deberán contar con un examen PCR negativo, un seguro médico particular y una certificación de vacunación completa de su país de origen.

Tras varias semanas registrando una importante disminución de casos, las autoridades sanitarias chilenas anunciaron la reapertura de fronteras para los extranjeros vacunados contra la COVID-19 a partir del 1 de octubre. Para ingresar a Chile, los turistas internacionales tendrán que presentar una prueba PCR negativa de máximo 72 horas antes de embarcar, un seguro médico particular y una certificación de vacunación completa proveniente de su país de origen.

“Es importante que las personas que ingresen al país deben cumplir con estas medidas, realizar el autoreporte, como también respetar las medidas de autocuidado”, sostuvo la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, respecto a la medida.

La subsecretaria también indicó que, a partir de la misma fecha, no habrá hoteles de tránsito. Daza añadió que las personas que lleguen al país deberán guardar aislamiento durante cinco días en caso de contar con Pase de Movilidad (documento que se obtiene certificando la vacunación completa). En el caso de no contar con el certificado, serán siete días de cuarentena. En ambos casos, debe ser realizado en domicilio previamente declarado.

En la misma línea, el cambio en la medida fronteriza permitirá también a chilenos y extranjeros residentes a salir del país, siempre que cuenten con Pase de Movilidad, a excepción de niños y adolescentes que pueden prescindir del documento.

Los visitantes internacionales podrán utilizar los aeropuertos internacionales de Iquique y Antofagasta en la zona norte y el de la capital, Santiago.

Es preciso mencionar que, luego de una grave segunda ola que impactó al país entre marzo y principios de junio, la crisis sanitaria se ha estabilizado y las autoridades han flexibilizado progresivamente las restricciones de movilidad y aforo para la población. Dicha mejora continúa a la par de un exitoso proceso de vacunación, el cual alcanza al 87.2% de la población objetiva, compuesta por aproximadamente 15 millones de personas.