CLIA pide el levantamiento de restricciones para navegación de cruceros

CLIA pide el levantamiento de restricciones para navegación de cruceros

Solicitó a la CDS el levantamiento de la orden de navegación condicionada. 

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), que representa el 95% de la capacidad mundial de cruceros marítimos, solicitó oficialmente a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos que disponga el levantamiento de la Orden de Navegación Condicionada (CSO) y permitan planificar la reanudación gradual de las operaciones de cruceros desde los puertos estadounidenses a principios de julio.

Según lo informado por el portal CaribbeanNewsDigital, el plazo solicitado por la CLIA coincide con la previsión del Presidente Biden, quien proyectó para ese entonces que Estados Unidos estará “más cerca de la normalidad”. Sin embargo, la industria lleva más de un año completamente paralizada en esta importante región y requiere de una fecha específica para planificar su recuperación. 

“Durante los últimos ocho meses, ha continuado una reanudación muy controlada de los cruceros en Europa, Asia y el Pacífico Sur, con cerca de 400.000 pasajeros navegando hasta la fecha en más de 10 grandes mercados de cruceros. Estos viajes se completaron con éxito con protocolos líderes en la industria que han mitigado eficazmente la propagación del COVID-19. Está previsto que se realicen más viajes por el Mediterráneo y el Caribe a finales de la primavera y el verano”, declaró Kelly Craighead, Presidente y Director General de CLIA.

Siguiendo esta línea, la asociación comercial argumentó que la pequeñísima fracción de casos de COVID notificados (menos de 50 según los informes públicos) es dramáticamente inferior a la tasa en tierra o en cualquier otro modo de transporte. “Esto es un testimonio de la incomparable experiencia del sector, adquirida a lo largo de más de medio siglo, en la coordinación de los movimientos de los huéspedes y la tripulación, la organización eficiente de embarques y excursiones complejas y el diseño de buques tecnológicamente más avanzados y operativamente más ágiles que cualquier otro modo de transporte”, dijo Craighead.

Asimismo, aseguró que el sector cruceros ha adoptado un alto nivel de reanudación en todo el mundo con un conjunto de políticas de varios niveles que se pretende revisar a medida que cambian las condiciones. Se trata de un enfoque que sigue toda la tripulación con el objetivo de asegurar la bioseguridad de todas sus operaciones. Además, se debe tomar en consideración que el despliegue de las vacunas es un factor de cambio en la provisión de la salud y el bienestar del público, especialmente en los Estados Unidos, donde el presidente Biden espera que todos los adultos puedan ser vacunados para el 1 de mayo de 2021.

Cabe recordar que, tras la suspensión voluntaria de las operaciones de la industria hace un año, las líneas de cruceros se han visto impedidas de operar en los Estados Unidos por una serie de “Órdenes de No Navegación” emitidas por el CDC. Sin embargo, la entidad no ha emitido ninguna orientación sobre una próxima reanudación de actividades para el sector.

“La orden que se emitió hace casi cinco meses, no refleja los avances probados y el éxito de la industria que opera en otras partes del mundo, ni la llegada de las vacunas, y trata injustamente a los cruceros de forma diferente. Las líneas de cruceros deberían recibir el mismo trato que otros sectores de los viajes, el turismo, la hostelería y el entretenimiento”, finalizó Craighead.