Conoce las tendencias del turismo gastronómico para el 2018

 

Probar la comida típica de un lugar se ha convertido en una parte esencial del itinerario de cualquier viajero. Para PromPerú, ello ha originado que los operadores turísticos consideren incluir actividades relacionadas con esta tendencia como parte de sus servicios.

 

En ese sentido, la World Food Travel Association ha publicado el reporte “State of the Food Tourism Industry 2018”, con la finalidad de explorar qué se puede esperar para el turismo gastronómico este año. Estas son las 6 principales tendencias:

 

 

1- Comer fuera de la residencia es más frecuente:

El 73% de encuestados come en un restaurante al menos una vez por semana. Dentro de este grupo, se incluye a los viajeros, debido a que ellos buscan las mejores opciones gastronómicas en la localidad que visitan. Por tal motivo, los restaurantes deben adaptarse a recibir visitas de extranjeros que no estén familiarizados con la comida local, y ofrecer la carta en otros idiomas y con mayores referencias visuales (imágenes).

 

 

2- Ofrecer experiencias a través de la comida:

Muchas empresas del sector se esfuerzan por ofrecer productos alimenticios de alta calidad. Sin embargo, deben complementar este servicio a fin de conectar emocionalmente con el cliente. Es necesario aprovechar estas ocasiones de consumo desde el momento en que un comensal ingresa a un establecimiento. Todo el personal de atención debe brindar una atención personalizada y ofrecer más que solo alimentos, sino también la historia u origen del plato que se va a servir.

 

 

3- La automatización en el servicio de comida:

Actualmente, la tendencia se inclina por la automatización de los servicios. Por ejemplo, en Chennai, India, el restaurante llamado “Robot” ha reemplazado a los camareros por mozos robot. Sin embargo, la interacción con el personal es un momento clave a la hora de elegir los platos y representa una de las principales actividades que los viajeros realizan cuando visitan estos establecimientos.

 

 

4- Más alimentos y bebidas de calidad en otros nichos:

Cada vez más empresas del sector de turismo, como cruceros, aerolíneas y hospedajes, han decidido mejorar los servicios de alimentación de su oferta habitual. De este modo, los productos que antes se encontraban solo en grandes restaurantes, hoy son más accesibles. Por ejemplo, la aerolínea Air New Zealand ofrece alimentos de origen neozelandés en sus vuelos, como un valor agregado.

 

 

5- Residuos generados por los viajeros:

Muchas organizaciones alrededor del mundo, como Sky Rescue Ocean y Strawless Ocean, están gestionando medidas para reducir el volumen alarmante de residuos generados por los viajeros y los establecimientos. Entre estos desechos se encuentran los platos y cubiertos descartables, los cuales podrían ser reemplazados por elementos reutilizables hechos de cerámica.

 

 

6- Preferencias dietéticas:

La cantidad de personas que opta por llevar un estilo de vida saludable ha aumentado considerablemente. Por este motivo, es recomendable que los establecimientos ofrezcan opciones veganas, sin gluten, sin lactosa, entre otras alternativas que satisfagan a este público. Asimismo, deben considerar alternativas para los viajeros de distintas religiones, y las restricciones que puedan tener en su alimentación.