Crean sendero de madera para el circuito de la Reserva Nacional de Tambopata

Crean sendero de madera para el circuito de la Reserva Nacional de Tambopata

Permitirá que grupos de turistas de la tercera edad y discapacitados realicen el circuito. 

El circuito turístico de la Reserva Nacional de Tambopata era hasta hace poco en un suelo afirmado, irregular y vulnerable a las épocas de lluvias, razón por la cual el destino era mayormente frecuentado por los jóvenes adultos. Sin embargo, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) anunció recientemente que el sendero de madera que empezaron a construir a finales del 2019 ya se encuentra terminado para ser usado por los turistas. De esta manera, se busca que un público más diverso tenga acceso a la belleza natural de la región, conocida por albergar a más de 169 especies de mamíferos y 623 variedades de aves.

“Los turistas tenían que venir con botas. Algunos, tras resbalarse, no continuaban la ruta. Muchos de avanzada edad no podían llegar”,  señaló Jorge Lezama, especialista del Sernanp. Sin embargo, desde que empezaron los trabajos en el sendero (en sus tramos más concurridos) se notó un incremento en el número de visitantes, especialmente los grupos de de turistas de la tercera edad, principalmente mayores de 77 años provenientes de los Estados Unidos.

Según lo publicado por el diario El Comercio, por esta misma razón tampoco llegaban personas con limitaciones motoras, quienes iban terminaban saliéndose del sendero para buscar un camino más cómodo y fácil por el bosque, sobre ramas y hojas caídas, algo que eventualmente comenzó a perjudicar el ecosistema. El nuevo sendero también facilitará el recorrido de estas personas, por lo que Lezama estima que la Reserva comenzará a recibir hasta 200 turistas al día durante la temporada alta. Asimismo, el especialista del Sernanp anunció que se ha equipado el puesto de control al ingreso del parque natural con cinco sillas de ruedas para recibir a la población mencionada. 

Por otro lado, destacaron que otro de los cambios implementados en el circuito es el retiro de todos los contenedores de basura, ya que los guardaparques determinaron que los turistas ensucian más cuando tienen donde botar sus desperdicios. “El turista ahora debe regresar con todo lo que trajo. No se permite que dejen basura, menos plástico”, explicó Lezama. De esta manera, comunicó que el único sitio donde se podrá botar desechos es en kiosko ubicado al final del sendero de madera.