Cruceros extienden hasta el 31 de octubre pausa de actividad desde EE.UU.

Cruceros extienden hasta el 31 de octubre pausa de actividad desde EE.UU.

Fecha de reactivación de prorrogó por tercera vez y de manera voluntaria. 

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) anunció esta semana que las empresas dedicadas a los viajes oceánicos acordaron “voluntariamente y por tercera vez” extender la suspensión de sus operaciones desde puertos de Estados Unidos hasta el próximo 31 de octubre. De esta manera, dio a conocer que la decisión se debería principalmente al estado de la pandemia en Estados Unidos. 

Como se recuerda, ante la expansión del virus en el territorio norteamericano, en el mes de julio los los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) determinaron que se amplíe el periodo de paralización hasta el 30 de septiembre. Sin embargo, la CLIA señaló que, considerando que el panorama no ha mejorado en EE.UU., es prudente extender la suspensión hasta el final de octubre. 

“Esta es una decisión difícil ya que reconocemos el impacto aplastante que esta pandemia ha tenido en nuestra comunidad y en todas las demás industrias”, manifestó la entidad internacional en un comunicado. No obstante, detalló que si las condiciones en el país cambian es posible considerar salidas cortas y reanudar las operaciones en la fecha original. 

Según lo informado por el diario Gestión, muchas de las líneas de cruceros con sede en el sureste de Florida se han visto obligadas a cambiar sus fechas de reapertura. Una de ellas, fue Carnival, quien ya anunció a todos sus pasajeros y asesores de viajes la cancelación de “todos los cruceros” programados para embarcarse entre el 1 y el 31 de octubre. De esta manera, la empresa señaló que a los pasajeros se le ofrecerá un crédito “de valor mejorado” para un futuro viaje o el reembolso completo de su dinero.

Asimismo, agregó que durante este periodo de pausa prolongada continuará trabajando con  funcionarios de salud pública y el gobierno para “finalizar protocolos y procedimientos mejorados de salud y saneamiento que guiarán nuestro eventual retorno al servicio”.

Cabe resaltar que, según lo indicado por la CLIA este miércoles,  cada día de suspensión se produce una pérdida de hasta US$ 110 millones en actividad económica y 800 empleos estadounidenses directos e indirectos a la industria de los cruceros.