Desarrollan nuevas herramientas para la desinfección de aviones ante el COVID-19

Desarrollan nuevas herramientas para la desinfección de aviones ante el COVID-19

Airbus y Boeing continúan estudiando estrategias para garantizar la limpieza sanitaria de los aviones. 

Ante el impacto de la pandemia del COVID-19 en el sector aerocomercial, compañías como Boeing y Airbus empezaron a desarrollar nuevas herramientas que permitan a las empresas convertir a sus aeronaves en burbujas sanitarias, con rayos ultravioletas, desinfectantes o tratamientos térmicos. En ese sentido, anunciaron que han investigado estrategias para volver a ganarse la confianza de los viajeros.

Según lo informado por el diario Gestión, la empresa manufacturera de aviones Boeing lanzó recientemente el programa “Confident travel initiative” (Iniciativa para la confianza en los viajes), en el cual acaba de presentar un sistema de rayos ultravioletas que permiten desinfectar la cabina, la cabina del piloto, los baños y las cocinas, en teoría en un cuarto de hora, entre dos vuelos.

“El procedimiento responde sobre todo al “límite temporal” que garantiza una rotación rápida del avión”, comentó Kevin Callahan, técnico encargado del programa de rayos ultravioletas en Boeing. 

Además de esta técnica de neutralización del virus, las dos compañías están estudiando otras, como la aspersión en forma de nube de productos químicos, la utilización de revestimientos especiales, agua oxigenada en estado gaseoso, desinfección térmica aumentando la temperatura de la cabina a los 60 ºC o, incluso, la ionización del aire.

Por su parte, Jean-Brice Dumont, vicepresidente ejecutivo de ingeniería en Airbus, comentó que, a pesar de que los criterios de seguridad sanitaria en los aviones sean ya “muy altos”, esta crisis podría dar lugar a un nuevo estándar. 

“Se están probando varias técnicas al mismo tiempo porque las limitaciones son múltiples: peligrosidad para el operador o para el pasajero, que todos los países del mundo acepten el método, el tiempo de aplicación entre dos vuelos, los riesgos de que se deterioren las superficies, etc”.