Diseñan estrategia para posicionar a Lambayeque como el mejor destino gastronómico del Perú

 

Martes 05 de setiembre de 2017.

 

Para Ricardo Castrejón, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Afines (Ahora) de Lambayeque, la promoción turística de la región se ha enfocado únicamente en su riqueza cultural y arqueológica, pese a contar con otros atractivos para ofrecer a los visitantes nacionales y extranjeros.

 

En entrevista con Portal de Turismo, el líder empresarial sostuvo que, además de lo histórico y cultural, se deben sumar otros elementos a la oferta turística regional, como es el caso de la gastronomía, culturas vivas y la cumbia norteña. En ese sentido, reveló que junto con la Gercetur han diseñado una estrategia para posicionar a Lambayeque como el mejor destino gastronómico del Perú.

 

El titular de Ahora Lambayeque también se refirió a la caída del turismo como consecuencia del fenómeno El Niño Costero, situación que espera se revierta en la segunda mitad del año, gracias a las campañas de promoción y a los efectos de la reconstrucción con cambios. A continuación, sus declaraciones…

 

——————————————————————————–

 

Entrevista a Ricardo Castrejón, presidente de Ahora Lambayeque, en el marco del Consejo Descentralizado de Ahora Perú, realizado del 31 de agosto al 02 de setiembre en Chiclayo.

 

– ¿Qué sensación final te deja la realización del primer Consejo Descentralizado y Foro de Ahora Perú en la región Lambayeque?

– La primera impresión que me llevo es que ha sido muy interesante el hecho de que haya concitado el interés de los gremios de 18 regiones y ciudades del país, quienes se han dado cita en esta oportunidad en Chiclayo. Realmente me deja convencido de que el sector se empieza a fortalecer, de que las Ahora empiezan a consolidar esa presencia que tienen a nivel nacional. Este evento tiene una importancia nacional, pues se han tomado decisiones importantes y se han compartido opiniones valiosas, como el hecho de reconocer que Chiclayo puede convertirse en el ‘hub’ de distribución aérea del norte del país y que tenemos una oportunidad de desarrollo con nuestro aeropuerto que recibe un vuelo internacional, el cual representa una apertura no sólo para Lambayeque sino para todas las regiones del norte.

 

– Pero, ¿cuál es la problemática del turismo en Lambayeque? Este año se ha visto afectado y se estima una disminución al cierre del 2017 debido a la crisis ocasionada por el fenómeno El Niño Costero, que se suma a los problemas de años anteriores como son el caos urbano, la inseguridad, etc. ¿Cuál es el panorama del turismo desde el punto de vista del empresariado regional?

– El panorama es alentador, pese a que venimos de atravesar una crisis muy complicada con El Niño Costero, que nos dejó en el primer semestre del año con una deuda a nivel de sociedad, a nivel del sector. Pero yo estoy convencido de que la segunda mitad del año es muy prometedora; primero, porque espero que el efecto de la reconstrucción con cambios, que impulsa el gobierno, genere inversión. Y segundo, porque tendríamos que cambiar en el sentido de que la crisis no sólo es de infraestructura, sino también de percepción. Esa es una tarea que es parte del Estado, pero también del empresariado y de la prensa, de los medios de comunicación, quienes tenemos que empezar a desarrollar una reactivación de la percepción, de la confianza del destino. Chiclayo, Lambayeque y las regiones del norte están realmente preparadas para poder desarrollar el sector y recibir a los turistas nacionales y extranjeros.

 

– ¿Cuál es la ocupación hotelera que ha tenido la región este año y qué se espera para el cierre de este 2017?

– El primer trimestre de este año, durante el fenómeno El Niño Costero, la ocupabilidad hotelera cayó a niveles por debajo del 10% y en el sector gatronómico las ventas cayeron casi a la mitad. Sin embargo, gracias a la campaña “Vamos pal Norte” de PromPerú, durante la última semana de julio (feriado largo por Fiestas Patrias) los resultados fueron muy buenos, la ocupabilidad hotelera llegó al 100%. Agosto también se ha comportado bastante bien, la recuperación se ha sentido y esperamos que esto siga en los próximos meses. Bueno, ahora nos hemos visto afectados por la paralización de los maestros, que podría complicar el periodo setiembre – octubre, cuando esperábamos la llegada de las delegaciones de escolares en viajes de promoción. Sin embargo, esperamos que esto se solucione lo más pronto posible. Todavía hay tiempo para recibirlos estos meses.

 

– La Ruta Moche es un producto turístico que no ha logrado consolidar el norte del país. ¿Qué se debe hacer para repotenciarla? Se mencionó la posibilidad de generar atractivos en puntos intermedios de la carretera entre Trujillo y Chiclayo. ¿Esta es una buena propuesta de solución?

– Desde mi punto de vista, la Ruta Moche no ha generado el desarrollo que se esperaba en los doce años que tiene de implementada en la región. Lambayeque solo ha registrado un crecimiento de 8% del turismo y evidentemente no se ha desarrollado todo el potencial. Y entiendo, porque la Ruta Moche se enfoca solamente en un segmento del turismo, que es el cultural, y si bien tenemos muchos atractivos que ofrecer, no son los únicos. Pienso que el problema con el norte es que la oferta turística está muy atomizada y tendríamos que tener una plataforma de integración.

 

– ¿Cuál sería esa plataforma de integración?

– A mi modo de ver, esa plataforma debe integrar la gastronomía, nuestra cultura viva y la cumbia norteña. Desde Ahora Lambayeque estamos organizando un festival gastronómico que pretendemos que sea el evento emblemático de la región. Se trata del festival “Son y Sazón”, cuya segunda edición se va a realizar este año durante la primera semana de diciembre y que tiene esos dos elementos importantes: el ‘Son’ que es nuestra cumbia, que manifiesta la alegría de la Ciudad de la Amistad; y la “Sazón” que por supuesto identifica nuestra exquisita gastronomía. Perú ha sido elegido seis veces como el Mejor Destino Gastronómico del Mundo y podemos decir que los lambayecanos tenemos una de las mejores comidas del país.

 

– No todo el trabajo de promoción turística y desarrollo recae en el gobierno central; también hay responsabilidades que deben asumir las autoridades regionales y locales. ¿Ellos son conscientes de que el turismo es un sector importante para la reactivación de la economía regional? ¿Hay apoyo de las autoridades locales?

– Tenemos un importante apoyo del Gobierno Regional, sobre todo a través de la Gerencia Regional de Turismo (Gercetur), con quien hemos diseñado una estrategia para lograr el reposicionamiento de Lambayeque, no solamente como un destino cultural y arqueológico, sino también como un destino con una oferta muy variada. Consideramos que Lambayeque puede ser el Mejor Destino Gastronómico del Perú y con ese objetivo venimos trabajando desde hace dos años con la Gercetur. Lo que sigue ahora es acoplar a esa propuesta al gobierno local. La gestión municipal es importantísima, porque tener una ciudad no muy bien presentada, que tiene problemas con la basura, con congestión vehicular y sobre todo con inseguridad, es un problema que tenemos que solucionar y esperamos que podamos lograrlo.

 

– Finalmente, se ha destacado el potencial que tiene Chiclayo como ‘hub’ o centro de conexión aerocomercial. En ese sentido, el gobierno está impulsando los vuelos en nuevas rutas como Chiclayo–Arequipa y Chiclayo–Guayaquil. ¿Cuán importante es esta propuesta?

– Actualmente tenemos los vuelos Chiclayo–Panamá y esperamos concretar pronto otra conexión internacional con Guayaquil, Ecuador, que es un país hermano y tiene una importante emisión de turistas, pero quienes llegan solamente a Tumbes y Piura. A pocas horas más al sur estamos los lambayecanos, con una oferta turística impresionante para ellos. Es muy necesario desarrollar los vuelos turísticos, los vuelos internacionales, las interconexiones interregionales. Pero, además, Chiclayo, por su posición geopolítica, ya es un ‘hub’ de distribución terrestre; entonces, complementarlo con la conexión aérea es realmente importante.

 

– Un vuelo Chiclayo–Chachapoyas también sería conveniente…

– Por supuesto, sería muy conveniente conectarnos con Chachapoyas, en la región Amazonas (ddonde se ubica la fortaleza de Kuélap). Pero la idea, en general, es que Perú no puede tener solo una puerta de acceso internacional. El aeropuerto Jorge Chávez (Lima) no puede ser el único lugar de ingreso a nuestro país. En el norte, Chiclayo, definitivamente por las ventajas que tiene al contar con un aeropuerto internacional, debería ser una puerta de entrada más al país.