Drones permiten ver nuevos geoglifos en Palpa y Nasca

Descubrimiento abre puertas a un posible circuito turístico aéreo.

 

Explorar los patrimonios arqueológicos sin ser intrusivos o afectarlos es posible. Así lo demuestra el arqueólogo de la PUCP Luis Jaime Castillo, quien desde hace años viene usando drones y aerofotogrametría para conocer nuestro patrimonio. Entre las evidencias que ha encontrado, existe una que forma parte de un proyecto en el que trabajó de la mano del arqueólogo Jhony Isla (Ministerio de Cultura) e instituciones como National Geographic.

 

Se trata del descubrimiento de geoglifos mucho más antiguos que las líneas de Nasca, visualizados a través de técnicas como escaneos tridimensionales y fotografías detalladas. “Estos geoglifos son mucho más pequeños, en mayor cantidad y más antiguos que los de Nasca. Son posiblemente asociados a la cultura Paracas, de dos mil años de antigüedad, y son más oscuros por el mayor grado de oxidación, lo que hace que sean más difíciles de reconocer”, señaló Castillo en la conferencia ‘Viendo lo invisible: Las nuevas líneas de Palpa y Nasca’, donde presentó los resultados.

 

El arqueólogo mencionó también que “estos geoglifos están diseñados para ser observados también de noche, resaltan con la luz lunar, lo que es importante para diferentes interpretaciones”. Algunos de los geoglifos descubiertos ya han sido restaurados por el Ministerio de Cultura para proceder a la puesta en valor y la posible implementación de un circuito turístico aéreo.

 

Cabe destacar que este descubrimiento abre una ventana al turismo sostenible, oportunidad que podrán aprovechar las autoridades correspondientes. “Las nuevas líneas descubiertas representan mayormente rostros y personajes humanizados que podrían estar representando a sus mismos pobladores y generando un ambiente familiar simbólico entre el entorno y las personas que habitaban ahí”, afirmó Castillo.

Leave a Reply
Your email address will not be published. *