EEUU decide mantener las restricciones en viajes internacionales por la variante Delta

EEUU decide mantener las restricciones en viajes internacionales por la variante Delta

Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que, a pesar de la presión de la Unión Europea (EU), las restricciones seguirán vigentes.

Debido al aumento de los casos de la variante Delta en el país, Estados Unidos ha decidido mantenerse firme en las restricciones establecidas para los viajeros internacionales. Jen Psaki agregó que es probable que la tendencia del aumento de casos continúe “en las próximas semanas”, y reiteró que afecta principalmente a personas no vacunadas.

“Vamos a mantener las restricciones existentes”, declaró para los medios la portavoz de la Casa Blanca. “La variante Delta, más contagiosa, se está extendiendo tanto aquí como en el extranjero”, recalcó. De esta manera, se confirma que la nación norteamericana decidió no ceder ante la presión de la Unión Europea.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron evitar viajar a España y Portugal, dos destinos populares para los turistas estadounidenses, debido al aumento de casos de COVID-19 y la reciente aparición de la variante Delta. Estados Unidos ha restringido los viajes desde la Unión Europea, Gran Bretaña, China e Irán desde hace más de un año debido a la pandemia, y luego agregó otros países, incluidos Brasil e India. 

Sin embargo, los líderes de la Unión Europea exigen reciprocidad, ya que, en junio, ellos decidieron reabrir sus puertas a los turistas estadounidenses. Los requisitos establecidos son generalmente contar con un certificado de vacunación o pruebas negativas de coronavirus. La decisión fue tomada  bajo la presión de naciones dependientes de la actividad turística, como Grecia, España e Italia, que temían otro año problemático.

Delta, ‘la variante dominante’, continúa siendo un temor alrededor del mundo. Por este motivo, Psaki afirmó que no cree que “tener más personas que tengan la variante Delta sea el paso correcto”. 

A pesar de las restricciones, Estados Unidos suele hacer excepciones generalizadas, incluyendo a estudiantes, académicos, periodistas y empresarios, pero los líderes europeos se han quejado de que las regulaciones excluyen a los turistas comunes y obstaculizan el comercio transatlántico.