El Aeropuerto Internacional de Filadelfia comienza un proyecto piloto de reconocimiento facial

El Aeropuerto Internacional de Filadelfia comienza un proyecto piloto de reconocimiento facial

Tendrá como objetivo agilizar el proceso de verificación de la identidad. 

El Aeropuerto Internacional de Filadelfia (PHL) viene implementando desde el 21 de enero un proyecto piloto de reconocimiento facial en tres de sus puertas internacionales. En tendrá un periodo de prueba de 45 días y determinará si ayuda a agilizar el proceso de verificación de identidades en la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos. Se trata de un sistema biométrico que verifica las identidades de los viajeros a través de un cruce informático entre los escaneos faciales con las fotografías registradas en el gobierno federal. Esta iniciativa se lleva a cabo como consecuencia de una ley federal estadounidense en la que se pide la utilización de exámenes de salida biométricos para los ciudadanos extranjeros. 

Según lo indicado por el portal SolNewsMedia, se estarían implementando tres tipos de sistemas diferentes (veriScan, NEC y Sita) con la finalidad de reconocer cuál tecnología resulta más efectiva para los propósitos mencionados. Estos están situados en las puertas de embarque A15, A16 y A17, específicamente, los puntos de salida internacional de las aerolíneas Qatar, British Airways, Lufthansa y American Airlines. 

Para llevar a cabo el desarrollo del programa piloto, las instalaciones contarán con un iPad o tablet montados en un quiosco en las puertas de embarque. Mientras el pasajero camina hacia el escáner biométrico, el dispositivo realiza el reconocimiento facial escaneando la cara de la persona y verificando la imagen con la base de datos. Asimismo, se incluirá una prueba de señales de instrucción digital. Los tótems de señalización digital Synectecmedia ReadySeeGo mostrarán contenido multimedia y bilingüe para crear conciencia al pasajero sobre las cámaras biométricas, al tiempo que proporcionan instrucciones para su uso.

Igualmente, las autoridades de la Aduana y Protección Fronteriza  señalaron que “los viajeros que no deseen participar en este proceso de comparación facial pueden notificar a uno de sus oficiales o a un representante de una aerolínea o aeropuerto con el fin de buscar un medio alternativo para verificar su identidades y documentos”. Además, señalaron que, una vez que se complete el programa piloto, se realizará un análisis hasta el 1 de mayo para determinar qué tecnología funcionó mejor. La implementación completa de este sistema podría tardar hasta un año.