Fetransa no busca una sexta adenda en la concesión del tren a Machu Picchu

Una solicitud de ese tipo ampliaría la concesión firmaba hasta el 2035.

 

La compañía encargada de la ruta Cusco – Machu Picchu, Ferrocarril Transandino S.A (Fetransa), afirmó que tras la última desestimación de adenda el año pasado no tienen planes de trabajar en otra. Este añadido permitiría modificar, ampliar o definir los términos de las obligaciones contraídas de alguna de las partes, sin necesidad de suscribir un nuevo instrumento.

Rafael Carpio Sardón, apoderado legal de la empresa, declaró a Gestión que contrario a lo indicado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de realizar seis proyectos para mejorar el servicio, ellos no participarán del mencionado trabajo.

 

El contrato vigente fue firmado en 1999 por una concesión de 30 años que abarcó el ferrocarril del sur y sur oriente y que recorre el tramo Cusco – Machu Picchu. Después, en el 2003 tras la firma de una adenda por cinco años más, el contrato figura hasta el 2035.

 

Leave a Reply
Your email address will not be published. *