Francisco Basili: “Esta es una oportunidad para consolidar al Perú como un país de aventura”

Francisco Basili: “Esta es una oportunidad para consolidar al Perú como un país de aventura”

El presidente de APTAE brindó sus perspectivas sobre la situación actual de su sector.

Esta mañana, el presidente de la Asociación Peruana de Turismo de Aventura, Ecoturismo y Turismo Especializado (APTAE), Francisco Basili, brindó sus principales consideraciones con respecto a la situación actual de los operadores y empresarios dedicados a los destinos de aventura y naturaleza frente a la propagación de la pandemia del COVID-19 en el territorio nacional. En ese sentido, manifestó que la paralización ha generado un fuerte impacto negativo en la industria y que, a pesar de ser el sector tendencia para el futuro post pandemia, los agentes de este no han recibido ninguna facilidad por parte del Estado. 

“Este año, el turismo de aventura ha perdido las temporadas más importantes del mercado. Los meses donde recibimos a turistas americanos, europeos y próximamente perderemos el fin de semana largo por 28 de julio donde nos beneficiamos de un turismo interno potente. Estamos retrocediendo todo el crecimiento que habíamos logrado en los últimos 5 años. En otras palabras, el 2020 es un año perdido, lo que nos queda es verlo como una oportunidad para mejorar la gestión y poder posicionar al Perú como el destinos de aventura y naturaleza, dos conceptos que serán importantes para la reactivación. Este es el momento de elevar la calidad de los servicios, para que cuando regresemos, lo hagamos en mejores condiciones que antes”, señaló Basili.

Sin embargo, el presidente de APTAE especificó que, para que esto ocurra, es indispensable que las autoridades del Gobierno adopten una visión específica sectorial al momento de ofrecer ayuda al empresariado. “Las medidas anunciadas hasta la fecha por las autoridades no se ajustan a la realidad de nuestra industria. Esta situación terrible nos ha dejado en una posición en la que a ninguna empresa le gustaría estar, pero el turismo no es igual que el resto de actividades económicas. En nuestro caso, el turismo de aventura podría beneficiarse de algunas facilidades tributarias para la importación de equipos, o que se promueva la inversión en negocios sostenibles. Hoy en día los guías de montaña, instructores de canotaje o los especialistas de aventura y trekking, se encuentran desempleados y las medidas específicas que se solicitaron junto a la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) no son atendidas por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)”.

Igualmente, Basili detalló que es importante que las autoridades dirijan su atención a lo mencionado, ya que su sector será uno de los primeros en llamar la atención de los turistas post pandemia. “El turismo de aventura es uno que funciona de manera cercana a las ciudades, por lo que las personas no tienen que viajar grandes distancias para encontrar experiencias de este tipo. Sin embargo, para potenciar nuestros destinos, necesitamos un apoyo del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) para continuar con las campañas de capacitación a los operadores y Dircetures. Debemos fortalecer el programa de turismo seguro, la infraestructura de carreteras, elevar la calidad de nuestros servicios e incentivar la formalización de las empresas”.  

Por otro lado, el directivo señaló que la medida, recientemente anunciada por el Mincetur, de liberar el ingreso a destinos culturales y áreas naturales a determinadas personas, representa un pequeño paso de todo lo que aún queda por hacer para asegurar la supervivencia del sector. “Si no se les da las facilidades a los agentes del sector, no va a quedar nadie para mantener operativos todos estos lugares culturales y naturales. Debemos hacer todo lo posible por conservar a nuestros colaboradores, que son nuestro capital más importante, pero para ello necesitamos las medidas específicas que hemos solicitado. Además, para realmente impulsar el turismo interno, debemos hacer trabajo real en los destinos, mejorar la infraestructura, reanudar las obras de conectividad terrestre, apoyo social a los artesanos, entre muchas otras cosas”.

Finalmente, Basili adelantó que ya se encuentran trabajando en los protocolos correspondientes a su sector y destacó la necesidad de que se impulse la actividad turística con campañas de promoción. “Actualmente desde APTAE continuamos trabajando en el protocolo para el turismo de aventura, el cual tendremos listo para empezar de nuevo con nuestras actividades en el momento de reactivación. Por otro lado, es importante recordar el valor de las campañas promocionales de nuestros destinos. Esto será fundamental para que los peruanos vuelvan a recorrer su país y armemos el ‘Perú, país de aventura’ que queremos”.