Fredy Escobar: “No por tener más turistas en Machu Picchu vamos a afectar o deteriorar el monumento”

Fredy Escobar: “No por tener más turistas en Machu Picchu vamos a afectar o deteriorar el monumento”

El titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco reafirmó su decisión de no aumentar el número de entradas para visitar la ciudadela inca.

Desde fines de julio, miles de turistas nacionales e internacionales han intentado visitar Machu Picchu, una de las siete maravillas del mundo moderno, sin éxito al momento de adquirir sus entradas. Uno de los motivos principales es el límite de aforo que se estableció por la crisis sanitaria, por lo que múltiples visitantes tuvieron que volver a sus respectivas ciudades sin conocer el complejo incaico. 

Gracias a la reactivación económica y turística en el país, el número de turistas continúa aumentando en  Cusco. La prioridad para muchos es visitar la antigua ciudad inca. Sin embargo, no todos realizan la investigación correspondiente, por lo que no consideran que existe un número limitado de tickets para el público y que éstos se acaban rápidamente. Por este motivo, durante la última semana de julio y los primeros días de agosto, los boletos se han agotado hasta el 8 del presente mes. 

El inconveniente generó indignación e incomodidad en los turistas locales y extranjeros. Incluso, las autoridades regionales, incluido el gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, realizaron un pedido para que se abran más espacios para conocer Machu Picchu. La respuesta de Fredy Escobar, titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, fue clara y directa: “No se aumentarán las localidades para visitar la ciudad inca, pues esto sería un despropósito para la conservación del lugar”.

Los 2244 viajeros permitidos por día en Machu Picchu son los establecidos de acuerdo a un estudio de capacidad realizado por la Unesco. Cabe recalcar que la ciudadela inca forma parte de la Lista de Patrimonios de la Humanidad de la Unesco, por lo que la organización exige respetar este aforo para fines de preservación patrimonial.

“Nuestro objetivo es cuidar Machu Picchu para futuras generaciones y cuidar sus valores y connotaciones universales por los que ha sido considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad. No puede ser que por tener una aceptación en la cantidad de turistas se afecte o deteriore el monumento. Si bien el turismo es importantísimo para el Perú, no podemos matar Machu Picchu”, indicó.

El director de Cultura Cusco fue enfático y decidido al momento de señalar que no será posible el aumento del número de entradas para el público. Además, recalcó que el ente actúa según la Resolución Ministerial 173-2020 MINCUL, la cual establece el máximo de carga aceptable. Mencionó que la única forma de que se incremente el número de visitantes sería desarrollando el proyecto ‘Centro de Visitantes de Machu Picchu’, el cual busca diversificar la visita de personas en el santuario arqueológico. 

“Lamentablemente, la Municipalidad de Machu Picchu y la población mal informada no quiere su construcción. Mantienen el pretexto de que si se construye ya no se va a visitar el pueblo, cuando es al revés, ya que se aumentaría el número de visitas y generarían más recursos para todos”, afirmó el titular.

El proyecto de construcción está ubicado en la parte baja de la montaña al lado del río Urubamba y en inmediaciones del Puente Ruinas. El diseño buscaría diversificar las rutas de acceso a la ciudadela inca y contaría con una zona de inducción antes de visitar los restos arqueológicos.