Gobierno garantiza seguridad del Swissotel ante amenazas en redes sociales

 

La viceministra de Orden Interno, Nataly Ponce, advirtió ayer que el gobierno no tolerará las amenazas que circulan en redes sociales contra el Swissotel Lima, acusado de no colaborar con la defensa de Paolo Guerrero, quien no irá al Mundial Rusia 2018 tras ser suspendido 14 meses por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

 

Por su parte, la Policía Nacional del Perú pidió a los hinchas no intentar saquear el Swissotel y recordó “que “la persona que, públicamente, exalta, justifica o enaltece un delito está cometiendo el delito de apología, cuya pena cárcel es de hasta 6 años”.

 

Ayer, un contingente de policías fue enviado a los exteriores del hotel de San Isidro, a fin de garantizar la seguridad de los trabajadores y vecinos de dicho establecimiento, donde se concentra la selección peruana de fútbol.

 

La viceministra Nataly Ponce dijo que el gobierno peruano garantiza “que la industria hotelera y comercial no va a ser víctima de estos crímenes” en el país.

 

“En el caso de otras convocatorias de carácter ilícito, delictivo, criminal, las rechazamos tajantemente y advertimos que la Policía Nacional está tomando todas las acciones sobre este caso”, afirmó la viceministra Ponce, en declaraciones a medios locales.

 

La funcionaria del Ministerio del Interior (Mininter) rechazó así las convocatorias difundidas en redes sociales para “saquear el hotel Swissotel”, donde se concentra la selección de fútbol de Perú.

 

“El trabajo de inteligencia policial es permanente y profesional (…) invocamos se soliciten las autorizaciones legales y, por otro lado, que, como siempre, se respete el orden y el derecho a la propiedad privada”, enfatizó.

 

Ponce informó, por otra parte, de que las autoridades sí permitirán que se celebre una manifestación convocada para las próximas horas en la plaza San Martín, en el centro histórico de Lima, en rechazo al fallo del TAS.

 

Según versiones periodísticas, los representantes del Swissotel se negaron a apoyar la defensa de Paolo Guerrero, quien adujo que consumió una infusión contaminada con hoja de coca durante una estadía en ese hotel, y que eso fue lo que produjo su positivo en un control antidopaje.

 

Esa versión, que circula desde hace varias semanas en el país, llevó a que los aficionados exijan que la selección abandone su concentración en ese hotel y se tomen acciones violentas contra el lugar, que en las últimas horas desactivó sus redes sociales.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply
Your email address will not be published. *