Gremio de restaurantes plantea a la PCM medidas para evitar la quiebra del sector

Gremio de restaurantes plantea a la PCM medidas para evitar la quiebra del sector

Transmitieron las demandas del sector y solicitaron acciones que les permitan subsistir. 

El día de ayer los principales representantes de la Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes sostuvieron una reunión con la jefa del gabinete ministerial, Violeta Bermúdez, con el objetivo de transmitir sus demandas y solicitar acciones concretas que permitan al sector gastronómico subsistir en el contexto de la crisis generada por la pandemia del COVID-19. En esta oportunidad, el gremio planteó una serie de medidas específicas a las autoridades. 

Entre los los pedidos manifestados se encuentran la ampliación del toque de queda hasta las 12 de la noche, la eliminación del aforo en establecimientos y de la restricción de vehículos particulares los domingos, así como la exoneración del IGV y el apoyo real por parte del gobierno a los restaurantes para mantener los puestos de trabajo.

“El Ejecutivo debe entender que nuestro protocolo es lo suficientemente potente, ya que exige un distanciamiento de un metro y medio entre las mesas. La reducción de aforo limita a muchos restaurantes y eso creo que ha sido bastante bien entendido por la premier, porque es un pedido bastante lógico”, informó Gonzalo Valencia, representante de la Asociación de Propietarios de Restaurantes y Afines (Aprores).

Cabe señalar que la reunión contó con la presencia del ministro de la Producción, José Luis Chicoma y la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Claudia Cornejo. Por parte de los gremios de restaurantes participaron José Luis Silva Martinot, Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes; Gonzalo Valencia; Damian Ode, empresario y dueño de Patio Catalino; y James Berckemeyer.

Por su parte, José Luis Silva Martinot remarcó que “antes que el dinero, están las personas. Se han perdido más de la mitad de los puestos de trabajo. Y al no poder operar los restaurantes formales, la población peruana que son más de 20 millones que salen todos los días a las calles, tienen que ir a comer a lugares insalubres y que no cumplen con los protocolos”.

Del mismo modo, Damian Ode reiteró que los pequeños restaurantes, en la práctica, apenas podrán habilitar y atender dos mesas, es decir, un promedio de ocho o seis personas. “Con eso no pueden pagar ni su planilla, ni su personal, ni absolutamente nada”, enfatizó el empresario. 

Asimismo, los empresarios indicaron que, tras escuchar sus propuestas, las autoridades se han comprometido a discutir las medidas planteadas el 7 de abril, durante la sesión del Consejo de Ministros. Asimismo, los representantes de las asociaciones de restaurantes se reunirán esta noche para evaluar las medidas que adoptarán, en caso, el Ejecutivo siga ignorando la crítica situación del sector gastronómico.

Es importante reconocer que, hasta el momento, se estiman pérdidas por más de 10 mil millones de soles desde que inició la pandemia, en tanto, durante la Semana Santa se perderán 150 millones por día, por lo que se requieren acciones urgentes para revertir esta problemática. Además, se han perdido 500 mil puestos de trabajo. Lo que se suma un millón de puestos más, entre directos e inducidos. Es decir, toda la cadena de valor que está detrás de los restaurantes (agricultores, mercados, etc.) también se ha visto perjudicada.