Hoteles y operadores turísticos apoyarán en la detección de pacientes sospechosos de tener coronavirus

Hoteles y operadores turísticos apoyarán en la detección de pacientes sospechosos de tener coronavirus

Miembros del sector se unen al esfuerzo multisectorial liderado por el MINSA.

Las agencias de viaje, los operadores turísticos, los hoteles y otros establecimientos de hospedaje se suman al esfuerzo multisectorial liderado por el Ministerio de Salud (Minsa) para evitar la propagación del coronavirus (2019-n CoV) y se convertirán en centros de vigilancia para la detección de pacientes sospechosos de haber contraído el virus en el extranjero. 

El director general del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Ministerio de Salud, Manuel Loayza, señaló que la participación de las empresas vinculadas al turismo es fundamental para lograr el objetivo trazado de impedir la propagación del virus dentro del Perú. 

“Lo fundamental es hacer una detección rápida. Mientras más ojos tengamos, será mejor”, afirmó Loayza, tras sostener una reunión de coordinación con Pedro Ramírez, coordinador de la Red de Protección al Turista, y con Diego Hidalgo, especialista en Facilitación Turística, ambos del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. Del mismo modo, señaló que la participación de ambos estará complementada por la actuación de las áreas de Sanidad Internacional que radican en los aeropuertos y puertos del país con tráfico internacional.

Loayza precisó que, el pedido de cooperación se debe a que, la detección del coronavirus en los terminales aereos o maritimos no siempre es posible. Se estima que el proceso de incubación de la enfermedad puede demorar hasta 14 días, por lo que los pacientes pueden arribar al país sin síntomas de la enfermedad y desarrollar el virus recién en el país. Es por esto que se vuelve determinante la colaboración de otros actores vinculados al movimiento turístico que se recibe diariamente. 

Del mismo modo, el especialista del Minsa recordó al sector que los pacientes sospechosos de tener la enfermedad son aquellos que tiene alguna infección respiratoria (resfríos, gripe, neumonía o bronconeumonía) y que hayan estado en China o en contacto con alguien que haya estado en ese país, en los 14 días precedentes.