Incendio forestal en Acomayo no afectó sitios arqueológicos de Cusco

Jueves 31 de agosto de 2017.

 

La Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) de Cusco descartó que el incendio forestal que se registró hace una semana en el distrito de Acos, provincia Acomayo, no afectó ningún sitio arqueológico aledaño, tal como se venía informado.

 

El jefe de la Coordinación en Gestión de Monumentos de la DDC de Cusco, Jorge Luis Yábar, precisó que ayer y hoy recibió dos reportes del jefe de Parques de las Zonas y Sitios, Pedro Lizarzaburu, informando que hay ningún tipo de afectación, tal como lo confirmó su personal.   

 

“Nuestro personal intervino y en la mañana de ayer el incendio ya estaba casi sofocado y hoy se logró extinguirlo en su totalidad, ya que además contribuyó una lluvia que se presentó en el sector”, puntualizó el funcionario a la Agencia Andina. 

 

Yábar precisó que el fuego se desencadenó cerca a zonas aledañas de los sitios arqueológicos Llaqta Pucara, Tambopucara y Ayapucara, pero en ninguno originó daños, como la caída de muros, por ejemplo, anotó.

 

Incluso- prosiguió- el monumento arqueológico Waqrapukara, declarado recientemente como Patrimonio Cultural de la Nación, se encuentra más lejos del lugar donde ocurrió el incendio forestal. Si bien el fuego se inició dentro de la zona de delimitación de los sitios arqueológicos, se apagó oportunamente.

 

“Nosotros le hemos dado todo el apoyo a la población aledaña. La comunidad Wayki es la que pudo resultar afectada por su cercanía”, refirió. Las declaraciones del alcalde de Acos, Sabino Ríos Mellado, en el sentido de que el fuego produjo daños en los sitios arqueológicos causó alarma, dijo el funcionario.

 

“Sin embargo, el burgomaestre no coordinó con la DDC de Cusco y desconocía las evaluaciones que hicimos. Tenemos bomberos forestales dentro de la institución, quienes efectúan una valoración de las características y afectación tras el incendio”, explicó.

 

Yábar mencionó que este año se desataron cuatro o cinco incendios forestales muy cerca de los monumentos arqueológicos de la región, como Ollantaytambo, Choquequirao, y Sacsayhuamán- valle Cusco, pero en todos los casos se logró controlar el fuego oportunamente, porque se tiene desplegados en cada parque a los bomberos forestales debidamente capacitados.

 

En el caso se castigó a la persona que inició el fuego, anotó, tras comentar que cuando ocurrió la emergencia cerca de Machu Picchu, también su área apoyó. Por último, el antropólogo recordó que los incendios forestales en Piura se originan por las características del clima, los pastizales secos, y la mayoría por acción humana.