Ingreso a Machu Picchu desde el 1 de julio se limitará a 675 visitas diarias

Ingreso a Machu Picchu desde el 1 de julio se limitará a 675 visitas diarias

Medida forma parte de una primera etapa de evaluación del protocolo sanitario. 

El gobernador regional del Cusco, Jean Paul Benavente anunció recientemente que desde el próximo 1 de julio, fecha en la que está prevista la reanudación de la atención a los turistas, la ciudadela incaica de Machu Picchu recibirá solo 675 visitantes nacionales y extranjeros por día. De esta manera, el funcionario detalló que esto significa un rango de 75 personas por hora, incluyendo a los guías turísticos. 

Según lo informado por la Agencia Andina, Benavente afirmó que el límite de visitas forma parte de una primera etapa del protocolo sanitario, que contempla la evaluación del distanciamiento social, el uso de mascarillas, la restricción de ciertas áreas, entre otros. “Esto nos permitirá plantear una sola dirección para que no haya cruces”, subrayó.

Por su parte, José Bastante, jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, detalló que se trata de cuatro circuitos establecidos en la ciudadela incaica: dos por la parte alta y dos por la baja, con duraciones de recorrido de una hora con 20 minutos a dos horas como máximo.

“Durante el recorrido de los visitantes habrá una rigurosa labor de los guías de turismo para el estricto cumplimiento del protocolo, que no afectará que se conozca el atractivo en su magnitud. En algunas partes los circuitos confluyen, y allí se pondrán las reglas con un mecanismo de “semáforo”, y un grupo esperará hasta que pueda pasar el otro grupo”, explicó el funcionario.

Asimismo, indicó que para garantizar el orden y la preservación del santuario, que luce espléndido en esta temporada de suspensión de visitas, se agregarán nuevas vías. “Se están implementando escalinatas de madera que protegen los elementos líticos, para que cuando se aperture el santuario todo fluya con normalidad y no tengamos ningún riesgo de contagio de COVID-19 en función al protocolo”, subrayó.

Ambas autoridades participaron el viernes pasado de la revisión y validación de protocolos con representantes de los ministerios de Cultura y del Ambiente, la municipalidad de Machu Picchu y el Gobierno Regional de Cusco. El protocolo general merecerá la evaluación y aprobación de la Dirección Regional de Salud (Diresa) y el Ministerio de Salud (Minsa). “Estamos viendo la seguridad, el control sanitario y, sobre todo, el distanciamiento social”, precisó el gobernador Benavente.

Cabe recordar que antes de la pandemia del COVID-19, el ingreso de turistas nacionales y extranjeros a Machu Picchu registraba los 2,500 diarios y llegaba a superar los 5,000 visitantes en temporada alta.