Inteligencia Artificial: el futuro del Lago Titicaca

Familia boliviana lleva proyecto a Silicon Valley para limpiar ese importante atractivo turístico.

 

El lago navegable más alto del mundo vuelve a ser protagonista de inventos científicos, esta vez como objetivo de limpieza de un proyecto finalista en un concurso mundial. La familia boliviana  Vega-Hidalgo emprendió hace un año un camino hacia la purificación de las aguas del Titicaca, espacio que comparte con el Perú, a través del uso de inteligencia artificial.

El prototipo inició con Yair Vega, el hijo mayor de 11 años que hizo el descubrimiento del efecto nocivo en la sobrepoblación de la lenteja de agua, que no permite pasar oxígeno ni luz a la vida marina. A partir de esto junto a sus padres y su hermano de 6 años, crearon una aspiradora que identifica la planta como tal y la absorbe. Para una identificación acertada se utilizó un raspberry Pi, explicó el padre de los chicos a Agencias Efe.

 

Esta no es la primera vez que se organiza un tipo de limpieza en el lago Titicaca. En el año 2017, Marino Morikawa introdujo un proyecto de micro nanotecnología en el que con mangueras y filtros se devuelve el oxígeno a las aguas muertas. Así mismo, el mismo año, un grupo de alumnos bajo la asesoría del Centro de Tecnologías Ambientales crearon un bioabsorbente orgánico para limpiar el agua del arsénico. En este caso no se trataba de un proyecto exclusivo para el Lago Titicaca, sino para fuentes de agua en general. El prototipo destacó en Brasil por su uso de la planta Moringa y su uso en la reducción del químico, uno de los principales causantes del cáncer.

Leave a Reply
Your email address will not be published. *