José Koechlin: “La sostenibilidad es un factor compatible con los destinos del Perú”

José Koechlin: “La sostenibilidad es un factor compatible con los destinos del Perú”

El vicepresidente de CANATUR se refirió a la oportunidad de crear un turismo ecológico. 

Esta mañana, el fundador y presidente de Inkaterra, José Koechlin, fue uno de los expositores invitados en el conversatorio virtual “Reinventado el Turismo en tiempos de COVID-19”, organizado por la Universidad San Ignacio de Loyola. En esta oportunidad, se refirió a la sostenibilidad como uno de los principales pilares que valorarán los turistas en la post pandemia y destacó la importancia de contar con infraestructura y espacios limpios para cuando se reactive la industria.

“Debemos estar al tanto de lo que quiere el mercado y, por ahora, lo que quiere es estar solo,una mayor conexión con sí mismo. Esto no solo significa grupos más pequeños de turistas, sino también destinos de naturaleza y cultura, algo que puede explotar muy bien un país como el nuestro. Sin embargo, para ello necesitamos un nuevo orden rural y social de los espacios e invertir en el mejoramiento del entorno en nuestros principales destinos turísticos. Tenemos una oportunidad para crear turismo basado en desarrollo sostenible, en economías circulares y en base al empleo local”, señaló Koechlin. 

Del mismo modo, mencionó el trabajo realizado desde Inkaterra en los últimos años, en los cuales lideró iniciativas para lograr el saneamiento de áreas como Machu Picchu, Madre de Dios y Cabo Blanco. “En un trabajo conjunto con el Grupo Aje, emprendimos  iniciativas relacionadas al manejo del plástico, el tratamiento de residuos orgánicos y la reforestación de algunos espacios con más de un millón de árboles. Sin embargo, también es necesaria una mejor gestión del agua y desagüe en la zona de Machu Picchu pueblo, ya que ahora el saneamiento será algo primordial al momento de pensar en turismo”. 

Finalmente, el fundador de Inkaterra manifestó la importancia de no dejar de lado la infraestructura turística y a creación de nuestros destinos. “No debemos descuidar el tema de infraestructura, algo que incluso antes de la pandemia ya se encontraba saturada. Además, debemos innovar con los productos que ofrecemos. Por qué no pensar en Aguas Calientes como un centro de bienestar para los turistas, con plantas medicinales y los baños termales. Es una idea bastante compatible con las tendencias de los próximos consumidores. Algo similar sucede con el turismo de aves y orquídeas, que en algún momento empezamos a trabajar antes de la pandemia.Tenemos un país maravilloso, con gente agradable de cultura ancestral, 5 mil años de tradiciones sociables, tenemos una base del crecimiento que es realmente muy especial, no le demos la espalda”.