La peculiar propuesta gastronómica en el cocktail de apertura del INNSiDe by Meliá

Las opciones de comidas y bebidas se diseñaron pensando en posicionar la marca como juvenil y moderna en la mente de los visitantes.

 

Al ingresar al ‘motor lobby’ donde se realizó la ceremonia de apertura del INNSiDE by Meliá, era imposible no perderse con la cantidad de copas de champagne, gin y ron desfilando por todo el salón. Casi en la entrada se podía apreciar un food truck de comida mexicana donde era tan apetecible la propuesta que los invitados no dudaban en degustar un sabroso taco con pulpo anticuchero. Para equilibrar el picante, se ofrecían una variedad de postres al costado derecho del salón, todos a disposición del público y decorando pequeñas escaleras: desde mousses de maracuyá acompañados con flores comestibles, hasta cheesecakes de fresa.

 

La estrella del evento fue la comida marina. En el ambiente de inauguración, dos estatuas de hielo sostenían cocteles de mariscos que adornaban la mesa central y eran acompañados de diferentes tipos de salsas para todos los gustos y, como no, de caviar. Pero lo que más resaltó fue la barra de sushi del rooftop, en el décimo piso del hotel: es en ese lugar, donde se puede experimentar aún más el estilo juvenil. No solo por la decoración con lámparas de colores, vinilos de artistas contemporáneos, adornos de pared fluorescentes en honor al juego “Pacman” y el moderno estilo de música, sino porque el sushi y su fusión peruana representada en los makis son un boom en la sociedad limeña, convirtiéndose en una elección acertada.

Leave a Reply
Your email address will not be published. *