LAP: Pasajeros que superen los 38° serán sometidos prueba rápida antes de abordar

LAP: Pasajeros que superen los 38° serán sometidos prueba rápida antes de abordar

Se ha implementado módulos en los exteriores del terminal para usuarios que presenten síntomas de COVID-19.

La empresa concesionaria del Aeropuerto Jorge Chávez, Lima Airport Partners (LAP), dio a conocer el día de ayer que, en una acción conjunta con la Dirección Regional de Salud del Callao (Diresa Callao), ha implementado módulos para la atención de pasajeros que llegan al terminal y presenten síntomas del COVID-19.  En ese sentido, explicó que las personas que presenten una fiebre de más de 38° serán trasladados a estos espacios para que se les haga una evaluación médica y pase por una prueba rápida de descarte de coronavirus.

Según lo informado por el diario el Comercio, se trata de un módulo diferenciado, ubicado en los exteriores del aeropuerto Jorge Chávez, el cual estará exclusivamente habilitado para recibir personas con sintomatología del virus (más de 38° de temperatura, escalofríos, tos, estornudos, dolor de garganta, malestar intenso, respiración rápida y/o sensación de falta de aire). 

Igualmente, anunciaron que se ha instalado otro espacio de atención diferenciada en el Grupo Aéreo Nº 8 de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), donde se atiende a pasajeros que hayan presentado síntomas de COVID-19 cuando estuvieron a bordo de la aeronave en pleno regreso a la capital y que fueron reportados por un miembro de la tripulación de vuelo.

Por su parte, el director de Sanidades Internacionales de Diresa Callao, Rigoberto Robles Camarena señaló que “el estado de emergencia sanitaria está vigente y debemos reforzar todas las medidas de bioseguridad que reduzcan la posibilidad de contagio. En coordinación con LAP se han instalado dos módulos de atención diferenciada para COVID-19 en la zona externa del aeropuerto, donde se hace evaluación médica y pruebas de descarte. Se brinda aislamiento temporal si es necesario, para su traslado según el cuadro clínico”.

En ese sentido, la autoridad de Diresa explicó que , si el diagnóstico del pasajero es positivo al coronavirus tras ser sometido a una prueba de descarte, no podrá abordar el vuelo. Indicó que será el propio ciudadano el que deberá ponerse en contacto con la aerolínea para buscar una solución respecto al vuelo programado que se vio interrumpido. Para el caso del pasajero que retorna a Lima de cualquier ciudad del interior del país y sale positivo de COVID-19 luego se aplicarse la prueba de descarte, se le ordenará que cumpla una cuarentena.

En ambos casos, será el médico quien determinará a qué lugar será trasladado el pasajero. Si este reporta síntomas leves será enviado a su domicilio previa firma de un compromiso para el cumplimiento de la citada disposición. Si la persona registra síntomas moderados o de riesgo será derivado a un hospital.

Finalmente, como medida de prevención, la Diresa informó que los ciudadanos, con residencia en uno de los distritos del Callao, y que tengan un viaje aéreo o terrestre programado, podrán hacerse pruebas rápidas de descarte de la COVID-19 antes de viajar al interior del país. Sobre ello, precisó que aunque no ha sido considerado la toma de una prueba de descarte como un requisito para abordar un avión o bus interprovincial, se ha puesto a disposición ocho de los 11 centros de puntos COVID del Callao implementados en coordinación con el Ministerio de Salud (Minsa) para la realización de estas pruebas.