Machu Picchu afina protocolos para volver a recibir visitantes en julio

Machu Picchu afina protocolos para volver a recibir visitantes en julio

Nueva normativa busca evitar el contagio de COVID-19 entre los turistas. 

El jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, José Bastante, expresó la última semana que se encuentran diseñando protocolos sanitarios para reabrir en julio a la joya del turismo peruano, que permanece cerrada desde hace tres meses por la propagación de la pandemia del COVID-19 en el territorio nacional. 

“Se están afinando los protocolos en coordinación con todas las instancias correspondientes para poder hacer una reapertura en el marco de esta situación de la pandemia para evitar cualquier tipo de contagio entre los visitantes. En teoría la reapertura será el 1 de julio, pero eso es algo que continúa en evaluación”, señaló Bastante vía telefónica a la AFP. 

Según lo publicado por RPP, el funcionario adelantó que entre los protocolos figura el uso obligatorio de mascarillas, distanciamiento entre las personas y lavado de manos al momento de ingresar. “Definitivamente todos van a tener que tener mascarilla, van a tener que lavarse las manos antes y limpieza de calzado”, explicó. 

Asimismo, el jefe del parque arqueológico recordó que la ciudadela de piedra construida hace unos 600 años, visitada por 1,5 millones de turistas en 2019, permanece ahora vacía con muy poco personal y continúa sin recibir turistas desde el 16 de marzo. Igualmente, detalló que, desde que esta fue abierta al turismo en 1948 solo en dos ocasiones ha cerrado sus puertas: durante dos meses en 2010 cuando un aluvión destruyó un tramo de la vía férrea, y ahora por la COVID-19, desde hace tres meses.

Como se recuerda, a inicios de mayo, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) aprobó un Decreto Supremo que habilitaba el ingreso gratuito a reservas naturales y sitios arqueológicos, entre ellos Machu Picchu, para empleados públicos, niños y ancianos peruanos lo que resta de este año. De esta manera, las autoridades esperan atraer la llegada de algunos viajeros para dar inicio a la reactivación del turismo interno.