México apuesta por turismo ferroviario y evalúa tres nueva rutas

 

Martes 22 de agosto de 2017.

 

Hace apenas algunos años, el turismo ferroviario comenzó a dar sus primeros pasos en México, mientras que en otros países marcha a toda velocidad con rutas y servicios de avanzada que son ejemplo para las empresas que han incursionado en ese negocio.

 

Según un informe de El Financiero, en el 2016, los cuatro sistemas ferroviarios turísticos en el país movilizaron a 76 mil personas, apenas el 5% de los 1.6 millones de viajeros que transportó Perú con su tren inca y que tiene como destino principal Machu Picchu.

 

Sin embargo, el potencial de crecimiento es grande en México si se toma en cuenta que en 1970 esta vía de transporte atendió a 37.3 millones de pasajeros y que hace apenas una década -en 1997- todavía sirvió a 5.9 millones de viajeros, según datos de la SCT y Ferrocarriles Nacionales.

 

Firmas como Ferromex, Tecate y Casa Herradura saben de la oportunidad que representa, y por eso incursionaron en el turismo por tren para promocionar pueblos mágicos, bebidas alcohólicas y diferentes experiencias, explicaron los expertos y representantes de empresas consultados por el diario mexicano.

 

En los últimos cinco años el tráfico de pasaje turístico por tren se duplicó, al pasar de 23 mil viajeros en la primera mitad de 2012 a 47 mil entre enero y junio de 2017, de acuerdo a cifras de la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT.

 

En México operan cinco rutas: la del Chepe, que va de Los Mochis a Chihuahua; la Tequila-Guadalajara; Tijuana-Tecate y la de Puebla a la ciudad de Cholula.

 

En marzo pasado se sumó el servicio de Ferromex y Casa Herradura, con la Ruta Tequilera, que va de Guadalajara a Amatitán con un costo desde mil 900 pesos y una duración de hora y media.

 

“El ferrocarril, al igual que el turismo, son pilares del desarrollo económico nacional. La combinación de ambos, en los trenes turísticos, es una exitosa fórmula que detona el crecimiento económico y posiciona a una región como un punto obligado de visita”, dijo Alberto Vergara Perrilliat, director de mercadotecnia de Ferromex.

 

El crecimiento del turismo en México a tasas de 10.5 por ciento en promedio anual desde 2014, su salto mundial como el octavo país más visitado por viajeros internacionales, así como la expansión de la infraestructura hotelera y de la conectividad aérea y terrestre, hicieron que ya se analice el lanzamiento de al menos otras tres rutas.

 

Existe el interés por implementar un sistema ferroviario hacía Real de Catorce, en San Luis Potosí. También está la propuesta del tren pulquero en Hidalgo y el relanzamiento del sistema férreo en el sur y sureste, que ofrezca una ruta entre Valladolid o Mérida -en Yucatán- hasta Cancún, principal destino de sol y playa nacional.