Ministerio de Cultura busca nueva fórmula para inversión privada en sitios arqueológicos

 

El ministro de Cultura, Alejandro Neyra, mantiene el interés de su antecesor, Salvador del Solar, de retomar el proyecto de Ley que abría las puertas a la inversión privada para la puesta en valor de monumentos y sitios arqueológicos. Dicha norma fue derogada años atrás por el Congreso debido al rechazo del Cusco.

 

Neyra reveló que su idea es encontrar una fórmula legislativa que haga más flexible la posibilidad de intervenir sitios arqueológicos.

 

Sobre la posibilidad de excluir a algunas regiones, como Cusco, de la aplicación de la Ley, dijo: “Necesitamos una norma lo suficientemente flexible como para que las diversas ciudades y proyectos del país relacionados con la puesta en valor de sitios arqueológicos, puedan atraer a la inversión privada conservando el patrimonio, sin que haya alguna obligación de que una ciudad u otra intervengan”.

 

Indicó que el tiempo que dure la inversión privada dependerá del lugar, el contexto y en algunos casos de las normas locales o la intervención de gobiernos locales. Puso como ejemplo el programa ‘Altura Para La Cultura’, que no tiene que ver con sitios arqueológicos, sino con sitios patrimoniales virreinales y republicanos.

 

“En Maynas, Trujillo y Arequipa ya se han entregado certificados que permiten vender los aires de casonas patrimoniales en contraprestación a que las empresas que compren estos certificados puedan hacer crecer proyectos inmobiliarios en otras zonas del lugar”, manifestó el titular de Cultura, en declaraciones al diario Gestión.

 

También espera que la Municipalidad de Lima se sume a esta iniciativa. “El plan es que en diversas ciudades del país donde hay patrimonio de este tipo, se pueda desarrollar este proyecto. Es decir, al tiempo de poner en valor una casa, se puedan desarrollar proyectos en relación a estos inmuebles, desde museos de sitio, restaurantes, lo que fuere, para que los propietarios de estas casonas puedan mejorar su uso”, agregó.

 

Según el ministro Neyra, solo en Lima hay más de 400 sitios arqueológicos, sumando más de 20,000 a nivel nacional. Además, hay cerca de 1,500 casonas en la capital en riesgo de colapsar.