Municipio de Machu Picchu solicita al Ejecutivo plan de salvataje para el turismo local

Municipio de Machu Picchu solicita al Ejecutivo plan de salvataje para el turismo local

Alcalde Baca dirigió una carta al Gobierno Central explicando la situación actual del distrito. 

Ante la crisis económica que atraviesa el sector turismo en el pueblo de Machu Picchu, el alcalde distrital, Darwin Baca, dirigió una carta al Gobierno Central en la que explica la situación actual de los negocios locales y enfatiza sobre la gravedad de las consecuencias de una nueva paralización total de la actividad. En ese sentido, solicitó urgentemente que se elabore un plan de salvataje para el sector en la localidad.

Según lo informado por el diario La República, el alcalde recordó al Ejecutivo que su distrito es el más turístico del Perú, ya que antes de la pandemia recibía más de 1,300 mil turistas al año a razón de 4 mil diarios en promedio. La aparición del virus canceló el turismo y, por ende, la economía de la Municipalidad Distrital de Machupicchu, la cual dependía en un 85% de los recursos del turismo. 

“En el distrito de Machu Picchu funcionaban 247 hoteles y hospedajes, 237 restaurantes y 200 tiendas de diferentes tipos junto a sus proveedores de productos. Estos pagaban sus impuestos y solventaban los gastos ediles. El presupuesto modificado para Machupicchu en este año estaba calculado en 17 299 756 soles. Esa cantidad es menos 10 millones del presupuesto 2020, 16 millones menos del que manejó en el 2019, y 20 millones menos que en el 2018”, explicó el municipio en el documento. 

En ese sentido, la baja recaudación de recursos pone a Machu Picchu en una severa crisis financiera, ya que a la fecha solo se cuenta financieramente con 214,000 soles para afrontar los gastos corrientes. “Sin embargo, el gasto solo en planillas suma 550 mil soles. En total para sueldos y servicios se necesita 700.000 soles mensuales”, refirieron representantes de la comuna.

Sobre ello, precisaron que la falta de presupuesto anula la posibilidad de atender los servicios básicos, por lo que solicitaron al Ejecutivo un plan de salvataje que incluya la transferencia de recursos económicos que permitan atender los servicios básicos que la ley nos asigna. “Si no hay un plan está en riesgo los servicios de agua, saneamiento, prevención de riesgos, seguridad ciudadana, limpieza pública y otros”, finalizó el municipio.