Nueva marca “Cusco Sostenible” certificará la calidad de servicios turísticos

 

Jueves 24 de agosto de 2017.

 

Los representantes del sector turismo cusqueño anunciaron el lanzamiento de la marca “Cusco Sostenible”, que tiene por finalidad impulsar la mejora de la competitividad de los servicios turísticos y la promoción de las empresas comprometidas con el desarrollo sostenible de la región. La presentación oficial en Lima se realizó el martes último durante la feria “Perú Regiones: Sur”, organizada por la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

 

A través de esta iniciativa, las agencias de viajes, operadores de turismo, hoteles y restaurantes de la región Cusco podrán participar en el proceso de certificación para la obtención del “Sello de Calidad” y “Sello de Sostenibilidad”, que cuentan con el aval de importantes instituciones nacionales y extranjeras. 

 

En entrevista exclusiva con Portal de Turismo, Silvia Uscamayta Otárola, presidenta de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Cusco (AATC), reveló los detalles del programa, las metas a cumplir y los beneficios que generará al sector turístico cusqueño, afectado últimamente por varios meses de conflictos sociales. A continuación, sus palabras.

 

 

_______________________________________________________________________

 

Por: Juan Carlos Castro, director general de Portal de Turismo.

 

 

NUEVA MARCA Y CERTIFICACIONES

 

– Hoy se ha anunciado el lanzamiento de la marca “Cusco Sostenible”. ¿De qué se trata esta iniciativa y cuáles son los objetivos de la nueva marca?

– Desde la AATC y la Organización de Gestión del Destino Cusco (OGD), con el apoyo de la cooperación suiza, se viene impulsando un proyecto para la mejora de la competitividad de la cadena de valor del turismo. Esta iniciativa tiene tres metas a cumplir y una de ellas es llevar adelante la certificación de las agencias de viajes, operadores de turismo, hoteles y restaurantes de la región, con criterios de calidad y sostenibilidad. Con ese objetivo, desde el mes de noviembre del año pasado, venimos trabajando un programa de capacitaciones con el propósito de lograr dos importantes certificaciones.

 

– ¿Cuáles son estas certificaciones?

– La primera certificación tiene el “Sello de Calidad” que será otorgado a las empresas que hayan logrado superar un check list en temas de calidad en el servicio. Este sello cuenta con el respaldo de la empresa Aenor, que es una certificadora española de turismo. Esta certificación va a hacer posible que los empresarios la puedan conservar y mantener con evaluaciones anuales.

 

– ¿Qué requisitos deben cumplir las empresas interesadas en obtener esta certificación?

– Para ello tenemos que cumplir con más de 45 requisitos, que están estrictamente ligados a la gestión de calidad en los procesos que desarrolla una agencia de viajes, operador de turismo, hotel o restaurante. En esta primera etapa del proceso estamos participando 34 empresas de Cusco, de las cuales el 85% son agencias de viajes y operadoras de turismo.

 

– ¿Cuál es la segunda certificación?

– En la segunda etapa del proyecto se va a contemplar una certificación con el “Sello de Sostenibilidad”, que será otorgado a las empresas que van a un nivel superior, es un reconocimiento a la gestión sobre el turismo sostenible y responsable. Esperamos que pasen a esta etapa el 100% de las empresas que obtuvieron el “Sello de Calidad”. Este reconocimiento será engregado a fines del mes de noviembre, en el marco del noveno encuentro internacional de turismo sostenible que se lleva cada año.

 

– ¿Qué se busca con este “Sello de Sostenibilidad”?

– El propósito de este sello es promover las practicas del turismo sostenible y responsable, con un enfoque adicional hacia la responsabilidad social empresarial, toda vez que Cusco y el Perú tienen que trabajar mucho para liderar una cultura turística. Es decir, no pensar solo en el bien de la empresa sino también de su entorno, y cómo a través del turismo podemos promover el desarrollo de nuestros destinos y territorios. Es una tarea que convoca a que se sumen a este programa piloto los empresarios cusqueños. Pero también se busca que esta experiencia de “Cusco Sostenible”, ya con una marca que estamos imponiendo, sea un ejemplo para las demás regiones del país.

 

– Son 34 las empresas que están participando en este proyecto, pero esta cifra es poca si consideramos la cantidad de empresas turísticas que operan en Cusco.

– Creo que es una semilla de lo queremos lograr. Creemos que, con el apoyo y aporte del Estado, y también con el compromiso del sector privado, podremos seguir creciendo. En adelante debemos seguir incrementando el número de participantes. Gracias a la Cooperación Suiza – SECO con su programa ‘Secompetitivo’ y al apoyo de Helvetas Swiss Intercooperation y del Programa de Competitividad del Ministerio de la Producción, tenemos que seguir trabajando en este propósito para que sean muchas más las empresas que certifiquen en calidad y, con ello, poder cumplir nuestra meta que es lograr certificar el destino Cusco. La Organización Mundial de Turismo (OMT) otorga un sello de calidad a los destinos que tienen esta cetagoria, gracias al trabajo conjunto de los sectores público y privado.

 

INFORMALIDAD Y CONFLICTOS SOCIALES

 

– ¿Esto también ayudaría a reducir los niveles de informalidad en Cusco? ¿Sería una suerte de incentivo para las empresas informales?

– Una de las motivaciones que nos ha impulsado a promover este programa y de haber participado en fondos concursables de la cooperación suiza, de Secompetitivo y de Helvetas, precisamente ha sido la lucha contra la informalidad. Nuestro propósito es que esta experiencia se convierta en una política pública que tenga como propósito combatir la informalidad en el sector turismo. Creemos que no basta con hacer batidas y operativos, sino que es necesario tener un programa sostenido que muestre a las empresas que operan fuera de la legalidad y que piensan solo en el corto plazo, que cuando uno apuesta con seriedad y responsabilidad puede tener mejores posibilidades. Y eso es lo que estamos haciendo, llevando el directorio de estas empresas que están apostando por la calidad y sostenibilidad a ferias internacionales donde participamos junto con PromPerú. También estamos buscando espacios a nivel global a través de la OMT.

 

– La idea, entonces, es que se replique a nivel nacional…

– Así es, creemos que esto debe convertirse en una política pública a nivel nacional. La informalidad es uno de los temas que generan mayor impacto negativo en el turismo y que no aportan en el desarrollo de nuestros territorios, de modo tal que hay que seguir apostando por esta posibilidad.

 

– Las huelgas y paros han afectado la actividad turística en Cusco. ¿Cuál es tu evaluación? ¿Qué proyecciones se manejan para los próximos meses? ¿Habrá una recuperación?

– El contexto social de los últimos meses ha generado definitivamente un impacto en la imagen del destino, no solo del Cusco sino también de todo el país. Lamentablemente, el turismo es una actividad altamente sensible y creemos que sí va a tener un impacto. Antes de las huelgas ya había una disminución del flujo turístico. Aún cuando se quiere duplicar las cifras de turismo, creo que estos aspectos de no resolver los conflictos sociales no ayudan a que el sector siga creciendo, muy por el contrario. Por ello, hay que unir esfuerzos entre los sectores público y privado para revertir esta situación, hay que mostrar acciones concretas de que el turismo es paz, armonía y entendimiento.

 

– Al final de este año, ¿el turismo en Cusco crecerá o caerá?

– Yo creo que la proyección es preocupante y hay que luchar para que no caiga el turismo. En estos momentos el turismo ha tenido un impacto negativo y hemos registrado varias cancelaciones, por lo que hay que analizar la situación con seriedad.