OMT y OCDE piden más coordinación para recuperar el turismo

OMT y OCDE piden más coordinación para recuperar el turismo

La pandemia trajo una oportunidad para configurar un sector más sostenible, inclusivo y resiliente. 

La Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) solicitaron a la comunidad internacional una mayor coordinación para impulsar la recuperación del turismo. En ese sentido, resaltaron que la pandemia trae una oportunidad para configurar un sector más sostenible, inclusivo y resiliente.

Según lo informado por el diario Gestión, los secretarios generales de la OMT, Zurab Pololikashvili, y de la OCDE, José Ángel Gurría, revelaron, a vísperas de e la reunión de ministros de Turismo del G20, la importancia macroeconómica que tiene el sector para muchos países a nivel mundial. Sin embargo, para reactivar los viajes es fundamental una cooperación multilateral reforzada, con una regulación coherente a escala bilateral, regional e internacional.

En esta oportunidad, ambos dirigentes defendieron la necesidad de adoptar urgentemente medidas políticas nacionales e internacionales e incrementar la coordinación en todos los sectores y fronteras para restablecer la confianza de los viajeros y del entorno empresarial, estimular la demanda y acelerar la recuperación del turismo.

Por otro lado, sostuvieron que la crisis ha revelado la necesidad de construir un modelo turístico más “lento”, con la reinvención de destinos y negocios, la reconstrucción del ecosistema turístico, el impulso a la innovación y la inversión en un modelo sostenible.

Asimismo, informaron que los pronósticos apuntan a que el turismo internacional caerá entre el 60% y el 80% en el 2020 y las exportaciones se reducirán en una cifra que oscila entre US$ 910,000 millones (775,000 millones de euros) y US$ 1.2 billones (1.02 billones de euros), por lo que más de 100 millones de empleos directos del turismo están en riesgo.

“Esta crisis está creando aún mayores dificultades a las economías de rentas bajas o en desarrollo, y a sus comunidades locales, que dependen de manera desproporcionada del turismo y afrontan, por lo tanto, un grave riesgo de empobrecerse todavía más”, señaló Pololikashvili durante la conferencia. 

Sobre ello, ambas entidades subrayan que la respuesta colectiva ha de anteponer a las personas y cumplir la promesa de no dejar a nadie atrás, garantizando una distribución más justa de los beneficios del turismo y avanzando hacia una economía turística neutra en carbono y más resiliente.

“Poner de nuevo en funcionamiento el ecosistema turístico requerirá un enfoque coordinado e integral”, aseguran. Su naturaleza transversal ha convertido al turismo en pilar esencial de la Agenda de Desarrollo Sostenible y es la razón por la que el turismo forma parte de la respuesta socioeconómica de Naciones Unidas a la pandemia.

Finalmente, afirmaron que los gobiernos deben enfocar la recuperación turística de una forma más integrada, contando con todas las instancias gubernamentales, el sector privado y la sociedad civil, a través de un plan práctico y viable para revitalizar el sector turístico. “Con la colaboración de todos los agentes implicados, será posible abordar retos como la gestión y el uso eficiente de los recursos y evitar problemas como la masificación y la presión sobre la infraestructura local, el medio ambiente y la sociedad civil”, indicaron.